CURSOS DE FORMACION

Recuerdos del Curso Superior

(Foto: FEB)

21/01/2013


De camino hacia un partido, manos en el volante, música de fondo, y la mente retrocediendo en el tiempo recordando esos quince días de locura total por el baloncesto que pasaste cuando hiciste el Curso Superior…


MIGUEL PANADÉS / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Recuerdas la ilusión y a la vez incertidumbre de la llegada. El encuentro con entrenadores a los que sólo conocías de haberte enfrentado en partidos o con los que habías coincidido en algún clínic. De pronto empiezas a conocer colegas de afición de toda España, incluso alguno llegado desde el extranjero. Da igual la edad que tengas porque en esos momentos te sientes como el alumno que ingresa en su nueva escuela. No eres consciente en ese momento que en los próximos quince días el mundo se detendrá en tu mente y que la vida sólo focalizará baloncesto.

Sonríes mientras conduces acordándote de ese enfado inicial por la dureza del primer examen, por la tensión de conocer las primeras evaluaciones de unas aptitudes que tú considerabas válidas y que de pronto ves que son insuficientes. La perspectiva del tiempo te hace relativizar ahora esas conversaciones demasiado trascendentes, esa preocupación exagerada sobre la dificultad de lo que se avecina. Recuerdas que buscabas complicidad en compañeros y ahí encontrabas a los serenos y optimistas, a los excesivamente relajados, a los que encontraban esa concentración adecuada ante el reto, necesaria para cualquiera que aspire a ser entrenador de baloncesto. De pronto entendías que los pocos que se derrumbaban a la primera de cambio mostraban escasa capacidad para aguantar un estrés con el que el entrenador ha de acostumbrarse a convivir mientras que los de actitud tranquila y positiva ofrecían un mejor perfil.

Avanzabas en tu coche hacia ese partido de fin se semana mientras tus recuerdos seguían instalados en esos quince días mágicos y te hacían revivir frases inolvidables escuchadas en boca de entrenadores expertos que mostraban cada uno de ellos estilos e incluso filosofías diferentes pero que coincidían en transmitir una pasión extraordinaria por el oficio de entrenar. Recordabas intervenciones antológicas que desde entonces te acompañaron siempre en esta memoria selectiva que nos ayuda a ordenar ideas destacando las positivas y arrinconando las que no aportaron nada. Pasaban los días en esa especie de “Gran Hermano” y estrechabas lazos de complicidad con los compañeros que ya empezaban a ser “amigos para siempre”. La tensión de los exámenes se asumía ya con un talante diferente que combinaba concentración con las imprescindibles dosis de sentido del humor. Como tantos partidos, como tantos campeonatos, el Curso Superior se convertía en un reto que alternaba sensaciones. Desconocías entonces que estabas viviendo una de las etapas cortas más intensas de tu vida como entrenador de baloncesto. No entendías, ahora sí, la frase: “Lo importante es el camino”.

Tu viaje hacia ese partido había llegado a su destino y por lo tanto tu mente debía focalizar ya los objetivos inmediatos. Eso sí, al salir del coche y dirigirte pizarra en mano hacia el pabellón, recordabas una última reflexión pronunciada por un entrenador en una de las muchas clases maestras. “El verdadero examen está ahí fuera. El baloncesto será realmente quien deberá aprobarte o no como entrenador”.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es