CURSOS DE FORMACION

A propósito de Jaume Ponsarnau… y otros

13/03/2013


Los alumnos de los últimos Cursos Superiores y todos aquellos que han asistido a alguna de sus charlas o clínics saben de lo que les hablo cuando afirmo que Jaume Ponsarnau es un tipo extraordinario y un entrenador excepcional.


ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB/MIGUEL PANADÉS

¿Son los mejores entrenadores aquellos que más títulos suman? ¿Puede medirse la calidad de un técnico en función del puesto que ocupa su equipo en la tabla de la clasificación? Si nos guiáramos por esos datos simplistas afirmaríamos que Ponsarnau, el mismo que en las últimas temporadas ha repetido milagro en Manresa obteniendo un rendimiento óptimo de un presupuesto mínimo es hoy, colista, el peor entrenador de Liga Endesa y que, en ese mismo análisis, Sito Alonso – el año pasado considerado como el mejor de la temporada – es ésta uno de los peores… Cuando nos referimos al mejor o al peor, al bueno o al malo, ¿en qué nos basamos exactamente?

El baloncesto, como el deporte y si nos ponemos más profundos, como la vida misma, suele cometer bastantes injusticias a la hora de pronunciar palabras generalmente impostoras como éxito o fracaso. Cuando hablamos de competiciones equilibradas podemos analizar esos finos hilos, invisibles, que separan un rendimiento máximo, imprescindible para competir, de uno un poco inferior y en consecuencia, siempre insuficiente. En ligas igualadas podemos destacar esos aspectos diferenciales que permiten a un grupo ser más consistente que otro. Pero cuando a lo que nos referimos es a una competición en la que un solo jugador del equipo poderoso cobra tanto como toda la plantilla del modesto esos hilos dejan de ser invisibles para convenir que el rendimiento en una competición, entre uno y otro equipo, va en función de la exagerada diferencia de nivel entre unas y otras plantillas.

Viendo jugar al Manresa recordaba algún partido de categorías de formación entre dos equipos de diferente nivel físico. Los más débiles aguantan los primeros cuartos para caer exhaustos en los últimos. El desgaste durante las temporadas de equipos como el Manresa, casi siempre enfrentados a rivales más potentes y, en el mejor de los casos, del mismo nivel, acaba pasando una tremenda factura en forma de resultados. La capacidad de los jugadores para remar contracorriente tiene un límite y, una vez superada esa resistencia, se produce una inconsciente reacción de desconexión.

¿Cómo medir el rendimiento de los entrenadores entonces? Podríamos basarnos en algo tan simple y a la vez subjetivo como es la capacidad para hacer jugar a sus equipos al máximo nivel posible de acuerdo con la calidad de la plantilla teniendo además en cuenta todos los “factores externos” que asaltan especialmente plantillas con menos recursos. Imprevistos que van desde lesiones prolongadas sin posibilidad de recambio o, algo habitual en los últimos tiempos, problemas generados por los incipientes problemas económicos.

Jaume Ponsarnau es un extraordinario entrenador porque, subjetiva u objetivamente, ha conseguido hacer rendir a sus equipos al máximo nivel posible. Pero esta temporada no ha sido capaz, al menos hasta el momento, “de obrar el milagro”. ¿Significa que es peor entrenador que el año pasado? Para nada. Ponsarnau, como Sito Alonso y como la mayoría de entrenadores, sigue teniendo las mismas virtudes y defectos que siempre con la única e importante salvedad de que los recursos que maneja esta vez son seguramente inferiores y se ven además afectados por las no siempre controlables adversidades de los “factores externos”. Esa es otra de las realidades de los entrenadores.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es