CURSOS DE FORMACION

Palmi: “Hay más jugadoras que jugadores con posibilidades de llegar porque las chicas juegan”

26/04/2015


Millán Cámara, redactor de la revista ‘Canasta’ habla largo y tendido con el director deportivo de la FEB, Ángel Palmi, para la edición del número de abril.


MILLÁN CÁMARA Revista CANASTA

Tan solo unos instantes junto a él bastan para percatarse deque Ángel Palmi (Barcelona, 1950) es un hombre ocupado. Muy ocupado. La agenda del director deportivo de la Federación Española de Baloncesto siempre está a rebosar: una gala de entrega de premios por aquí, la presentación de la biografía de Amaya Valdemoro por allá, reuniones cualquier día y a cualquier hora, el Campeonato de España Mini a la vuelta de la esquina, viajes incesantes. Sin embargo, el directivo deja de prestar atención durante un buen rato a su inseparable teléfono móvil para charlar con Canasta. La actualidad del baloncesto de selecciones español y las vicisitudes de la continua búsqueda de talento en la que está inmerso Palmi centran una conversación afable, pero sobre todo apasionada.


El presidente José Luis Sáez anunció hace unos días que el nombre del nuevo seleccionador masculino de baloncesto se dará a conocer en abril. ¿Alguna pista sobre por dónde van a ir los tiros?

No tenemos ninguna necesidad de precipitarnos. Cada entrenador tiene sus formas de utilizar a los jugadores, pero fundamentalmente ese trabajo ya está hecho. El concepto que nos interesa es la capacidad de dirigir y de gestionar a esas figuras que vengan o puedan venir. En ese aspecto, no hay una terna. Aparte está la circunstancia de que la ACB tiene que decir de una vez si se puede compaginar el cargo de seleccionador con el de entrenador de un equipo de la liga, como ocurre en el resto del mundo. El único sitio en el que no se puede compaginar es en España.


¿Cómo va la abolición de esa norma tan polémica?

Coincidí un momento con Francisco Roca, presidente de la ACB, en la celebración de los 30 años de la revista Gigantes del Basket. Me comentó que el mes que viene (abril) habrá una Asamblea y nos dirán. Estos añoshan estado con nosotros Jaume Ponsarnau, Sito Alonso, Alejandro Martínez, Diego Ocampo, Txus Vidorreta (todos ellos entrenadores ACB). Para los jugadores de abajo no deja de ser un orgullo que les formen los más preparados. No tiene porqué ser malo el que no está en ACB, pero el que está allí se supone que ya tiene esa cultura, esa formación de competir al máximo nivel.

¿Qué perfil de técnico buscan?

Tiene que generar liderazgo, saber utilizar, de alguna forma,recursos humanos y estar acostumbrado a competir. Eso hoy, mañana o pasado; te haya salido bien o mal. Afortunadamente, este año 50 entrenadores españoles están por el mundo y en posiciones realmente importantes y en la ACB son todos españoles. Aparte, hay entrenadores que no son españoles de nacimiento pero que sí forman parte de nuestro baloncesto. Elegir entrenador para la selección masculina es primera, segunda y tercera prioridad.


El pasado Mundial de España fue todo un éxito organizativo, pero un fracaso en lo deportivo.¿Compensó celebrar el torneo en casa para acabar sin medalla?

Los que nos llevamos el disgusto y la desilusión fuimos sobre todo los que más responsabilidad teníamos, pero después fuimos al Mundial femenino en Turquía (plata). Todos los países que vinieron a España para disfrutar de ese campeonato no olvidan nuestro liderazgo y el del deporte español ni el trato recibido en todas las sedes donde estuvieron. Generaron turismo y riqueza. Eso sí, el disgusto en lo deportivo solo podemos quitárnoslo con una alegría en el torneo siguiente.


¿Les decepcionó la labor de Juan Antonio Orenga y de algunos jugadores durante el torneo mundialista?

No. Hace cuatro años nos ocurrió exactamente lo mismo con la selección femenina en el Eurobasket de Polonia. Fuimos a por el oro después de haber sido bronce en el Mundial de 2010 y nos encontramos con que Croacia nos echó de los Juegos Olímpicos. No se puede estar ganando siempre, pero lo peores cuando no te lo esperas o no te lo quieres esperar, porque la selección estuvo jugando maravillosamente hasta antes del partido con Francia. En ese día se juntó todo y el trabajo de Orenga hay que juzgarlo en su globalidad y no estrictamente ahí. El disgusto y la responsabilidad no fueron solo de él, sino de todos.


El Eurobasket de este año se presenta decisivo. ¿Intentarán convencer a todos los NBA para que disputen el torneo oya cuentan con el ‘no’ de los más importantes?

Un objetivo mío es que el jugador que forma parte del grupo y que ya ha participado con él no esté esperando a que venga un seleccionador a elegirle. Sabemos que si ellos pueden,ellos vienen. El hecho de convencerles no es el tema. Jorge Garbajosa es el punto de referencia para saber cómo están y qué situación hay. Tanto técnicos como directivos estamos al servicio de los jugadores, no a lo que quieran los jugadores. Esto es como los padres y los hijos. Los hijos pueden decir lo quesea, pero una familia y unos padres que no estén al servicio de sus hijos no es lo que nosotros nos planteamos. El concepto de que un jugador no quiera venir no nos entra, porque si no quiere venir reiteradamente es que entonces no forma parte del grupo. Hasta ahora no ha habido nadie que haya dicho que no va avenir, entre otras cosas porque todo el mundo considera que fue culpable del disgusto que claramente tuvimos. La prudencia y la experiencia nos dicen que, a medida que vayan acabando las competiciones, será cuando cada uno nos irá transmitiendo su parecer.


Si no logran plaza para los Juegos Olímpicos de Río este verano, al siguiente tocará afrontar un Preolímpico que entrará en conflicto con las últimas fechas de la temporada ACB. ¿Tienen en mente algún plan en el caso de que se dé esta circunstancia?

Lo hemos visto, sí,pero ponernos a que dentro de un mes llueva o nieve, no. Tenemos preparados plan B y plan C por si acaso. Si alguien tuviera capacidad para decirnos qué deberíamos hacer ahora para prever eso, lo haríamos, pero es que será lo que realmente pase en ese momento. Intentamos potenciar a los sub20 y sub19 para que haya la mayor cantidad de jugadores posibles.


¿Cuáles son los jugadores jóvenes que más opciones tienen de llegar a la selección absoluta y de mantenerse en ella?

Claramente, los últimos que han podido estar: Abrines, Dani Díez, Vives, Pau Ribas. El grupo no es viejo. Pau Gasol está como está, aFelipe Reyes le miras cada año y juega mejor. Los veteranos no son tal y el tema es aunar a los que estuvieron el año pasado con la gente que vaya emergiendo en este momento. No es una cuestión que esté planificada. No sobran jugadores porque hay muchos extranjeros y por diversas situaciones, pero seguiremos teniendo recorrido.


¿A Nikola Mirotic sele sigue teniendo en cuenta?

Mirotic es uno más. Hicimos todos los trámites de nacionalización en primera persona y compitió con la sub20 tanto en Bilbao como en el campeonato anterior (con una lesión importante). Yo entiendo que es un poco incómodo tener dos referentes en un momento determinado, pero es que en la selección femenina nos pasa lo mismo. Tenemos a Astou Ndour, que el año pasado hizo una preparación maravillosa, y a Sancho Lyttle. En algún momento, alguien valorará que hemos nacionalizado a cuatro jugadores y que los cuatro tienen talento. Eso también es complicado y por eso no abundan las nacionalizaciones.


¿Hay motivos para ser pesimista con respecto al futuro de la absoluta masculina?

Yo te diría que no. Por mi edad y con tantos años de experiencia, el concepto es hoy, aquí y ahora si mantenemos la idea de competir. Puede llegar un momento en el que las expectativas de medalla de oro o de podio las tengamos que bajar. Esto será cuando las circunstancias lo digan, pero esto no significará que no tengamos objetivos. Seríamos muy soberbios si nos olvidamos de dónde venimos y de que de hoy para mañana podemos estar en otra situación. ¿Siempre vamos a estar ganando? El año pasado el baloncesto español consiguió ocho medallas y el anterior parecido. Por ejemplo,ganar cuatro oros de cuatro Europeos femeninos es impensable. Nos ponemos la meta aquí y a luchar.


Por otro lado, parece que las chicas están viviendo el proceso inverso y que cada vez van a más. ¿Dónde está el techo delas Torrents, Lyttle y compañía?

Amaya Valdemoro y Elisa Aguilar dieron un poco la alternativa a Marta Xargay, Alba Torrents, Laura Nicholls. Ahí sí que hay una continuidad de jugadoras que tienen una ventaja: el nivel de colaboración delas jugadoras extranjeras tanto en Liga Femenina como en Liga Femenina 2 es el normal, así que todas las españolas están jugando. Que Ángela Salvadores haya competido en una liga nacional a los 17 años y al nivel que ha ido compitiendo ha hecho que a la primera vez le dieran por todas partes, pero a la segunda ya no tanto y a la tercera menos. Eso es porque está ensayando obras de teatro permanentemente. Si solo ensaya en su casa, se sienta a ver cómo lo hacen las demás o su papel es muy reducido, no evoluciona. Afortunadamente, en baloncesto femenino hay jugadoras referentes.


Usted sostiene que en el caso femenino hay muchas más jugadoras con posibilidades de llegar al máximo nivel que en el caso masculino. ¿Por qué esas diferencias tan radicales?

Porque las chicas juegan. En los Campeonatos de España masculinos ves que los grandes equipos tienen a los mejores jugadores españoles, pero también a los mejores europeos de todas partes.


¿La plenitud de la que se presume generación dorada de las chicas será en el Mundial que celebraremos en 2018 o ha llegado ya?

Está llegando. Quedar campeonas de Europa en Francia y contra Francia y finalistas del mundo… vaya. Ahí tenemos a Sancho Lyttle, Laura Gil (que ha ganado más medallas de formación que nadie), Leticia Romero, que ahora lo está haciendo bien en Estados Unidos. La eclosión ya está. Ahora el concepto es poder mantener esto porque igualmente hay jugadoras que van llegando y todos los equipos van claramente en nuestra contra.


¿Cuáles son las principales tareas que comporta el cargo de Director Deportivo de la FEB?

En este momento, el mayor concepto del que me encargo son las 20 selecciones de la Federación: desde la U13 hasta la absoluta masculina y femenina. También soy el director de la Escuela Nacional de Entrenadores, Técnico de Árbitros, me encargo de la dinamización de campus. Mi día adía está cargado todos los meses. El pasado verano estuve presente en seis Europeos y cuatro Mundiales. En verano hay que estar cada semana con las selecciones.

La dinamización de todo el baloncesto español sería muy difícil sin el trabajo de las 17 Comunidades y de las dos Ciudades Autónomas. Nuestra actuación directa consiste en haber conseguido que nuestro presidente apueste económicamente por el baloncesto y que lo dinamice y que los 19 presidentes autonómicos también estén en esto y trabajen todo el año. De cada 100 niños, 99 no van a llegar a la LEB, pero lo importante es que esos 99 sean defensores del baloncesto. También sus hijos, sus hermanos, etc.


Se ha hablado mucho del método de captación y desarrollo del talento que tantos éxitos le ha dado ala Federación durante sus años en la entidad. ¿Cuáles son sus puntales?

Tenemos una red de gabinete técnico que está en relación con las federaciones autonómicas todo el año. Si del Campeonato de España saldrá una criba de 30-40 niños y otra de 30-40 niñas, al 75% ya les tendremos detectados antes gracias a nuestros colaboradores técnicos. Este año vamos a dar otro paso de calidad y cada uno de esos niños/as va a tener una filmación con unos parámetros de seguimiento que nos va a servir para su mejora. Hace 12-14 años modificamos el que para buscar a ese uno/a que destaca, y no a los otros 99, haya suficientes actividades como para que se muestre. Yo diría quee se uno/a es como un actor. Si al final hay muchas obras de teatro, en un momento determinado tú sabes quién te está transmitiendo algo y quién no. Lo que queremos saber es quién es competidor, quién tiene espíritu de competición,quién está a todas. Esto no quiere decir que desechemos al que mide 2’18, pero está en segunda fila. Si el jugador/a es competidor/a, está por delante tenga las capacidades que tenga. Eso es lo que está dando un elemento diferencial al baloncesto español. Tenemos referentes, pero aparte de los Gasoles hay más buenos jugadores. A la hora de competir, difícilmente hay alguna de las 20 selecciones españolas que no compita. Antes, los serbios, por ejemplo, nos ganaban por carácter. Ahora vamos a los campeonatos con un plus: competir.


Usted ha sido parte importante en los éxitos de los juniors de oro porque fue uno de sus descubridores. ¿Cuándo empezó a ser consciente de que aquella generación del 80 apuntaba maneras?

Primero, hicieron un campeonato entre comillas anónimo: el Europeo de Varna ‘98. Antes de ese torneo, fue casi la primera vez que en vez de hacer una selección de 12, 13 o 14, montamos en Guadalajara una convocatoria de 24 jugadores de esa generación. Ahí hicimos dos selecciones: Raül López,Navarro y Germán Gabriel eran referentes, pero otros aún no estaban en el grupo. Cabezas, por ejemplo, entró porque en un torneo de L’Hospitalet vimos cómo trabajaba y le incorporamos. En ese juntar a los 24 mejores también se quedó fuera Doblas por la generación que tuvo delante. Se fue a competir al Europeo y perdimos el primer partido contra Israel. Raül López, que era quien lideraba al equipo en aquel momento, reunió a todos los compañeros. Hubo una autogestión para simplemente decir: “Aquí hemos venido para lo que hemos venido”. Ganaron todos los demás partidos.

Al Mundial junior de Lisboa del año siguiente fuimos con una buena selección, pero era un Mundial. Se dieron las circunstancias que necesitábamos a nivel personal y deportivo. Echamos a los griegos y luego tuvimos la semifinal contra Argentina. Ganamos absolutamente en el último segundo.Nos metimos en la final con los americanos y empezamos doce abajo. Se salieron jugadores como Berni, Cabezas, Souley… Pau hizo como en la Copa del Rey de 2001. En un momento determinado, sacó ese talento suyo en dos jugadas que no eran las esperadas. Los que tenían jerarquía empezaron a hacer sus destrozos y se dio ese mostrarse cada uno como lo que luego ha sido. Se levantó el telón y salieron los actores. Tuvimos la suerte de que TVE apostó por ese partido y yo creo que Pedro Barthe no se emocionó tanto en una retransmisión como en aquel momento. Los juniors de oro consiguieron que de golpe y porrazo apareciesen ídolos, uno de los objetivos del Plan Basket 2000. Los Epi, Jiménez y demás no trascendían. Se ganó la medalla y lo primero que hicieron fue teñirse de rubio,de oro. Era un grupo con inquietudes y que además sabía comunicarse. En ese partido, Marc Gasol estaba fuera del pabellón tirando a canasta y cada vez que salías te preguntaba: “¿Cómo hemos quedado?”. Luego dices: “¿Por qué ve el baloncesto como lo ve, por qué tiene esa mano?”. No es cuando tú te das cuenta de su talento, sino cuando ellos se muestran.


¿Por qué considera que una acumulación de jugadores tan talentosa como la hornada del 80 va a ser irrepetible en el baloncesto español?

Irrepetible nunca lo puedes decir. Tras el oro en el Mundial junior, se generó una circunstancia de destacar y de que además jugaban durante todo el año. Al final, el que no compite no llega y ese grupo también tuvo esa suerte. Yo creo que en un momento determinado esa circunstancia puede ser irrepetible más que nada por la cantidad de jugadores que han llegado arriba ya demás escalonadamente. Es muy difícil.


Ahora voy a decirle los nombres de algunos jugadores y jugadoras icónicos de la selección española durante su etapa en la FEB para conocer en pocas palabras qué impresión le producen. Empezamos por los hermanos Gasol.

Dominio del oficio y sin techo. Así lo demuestran año tras año. Eso sí que es talento puro sin techo. Por capacidades físicas y por la forma de entender el baloncesto. Pau tuvo la suerte de que uno de esos entrenadores anónimos apostara un año por él, le mentalizara y le ilusionase tácticamente con el baloncesto. No jugando de base, pero casi. Esa formación le ha llevado también a ese dominio del juego que realmente tiene.


Juan Carlos Navarro.

La naturalidad como jugador y como persona.


Raül López.

Para mí, Raül es uno de los jugadores más talentosos que ha tenido el baloncesto español. Su lesión habría imposibilitado continuar a cualquier otro. José Manuel Calderón. El trabajador que ha pasado por todas las categorías tanto de arriba como de abajo. Es un amante del baloncesto.


Felipe Reyes.

Está en otra dimensión. Con él no podemos enseñar a jugar al baloncesto, eso es un talento…La primera vez que le vi fue en un partido junior que disputaban Estudiantes y Siglo XXI de Fadura y creo que en aquel partido debió hacer cuarenta y no sé cuántos puntos y debió coger todos los rebotes. No puede ser que esa intuición la cogiese de su hermano Alfonso, porque él era todo lo contrario. Ese talento de saber hacer solo lo tiene Felipe.


Amaya Valdemoro.

Genial. Como Navarro, se hace querer.


Jorge Garbajosa y Carlos Jiménez.

El cemento que se necesita permanentemente en un equipo. Dentro de la pista por su capacidad y talento y fuera porque, en muchas ocasiones, los novatos necesitan a alguien que escuchar. Carlos de capitán y Jorge de todo han sido fundamentales en la trayectoria de los que han tenido más glamour.


Elisa Aguilar.

Visión cerebral, un encanto como persona y quien puso siempre equilibrio entre la pista y los cuerpos técnicos en el caso de las chicas. Estuvo en el Mundial de la República Checa en el que fuimos bronce sin que el entrenador considerase en ese momento darle mucho margen de juego. Lo que ella hizo fuera de la cancha como capitana y catalizadora, pidiendo siempre 30 segundos antes de los partidos para dar su discurso cuando lo normal era que estuviese cabreada por no jugar, fue tremendo.


Ricky Rubio.

El talento en estado puro. La primera vez que le vi jugar,en Íscar, tenía 14 años y ya lo poseía. Esa situación en la que a veces parece que nosotros y él estamos más pendientes de que falle unos tiros y eso le pueda limitar nos está llevando a bajar su nivel de aprendizaje. Es el baloncesto del patio del colegio, el que a todos nos gusta jugar. Navarro es un aprendiz en esto al lado de Ricky. Él es más método y Ricky más “A ver qué hace hoy”.


Rudy Fernández.

Un talento más tipo Navarro, pero con las facultades físicas que él no ha tenido. Yo diría que desde que empezó, cuando lo llevamos a los Juegos Olímpicos de Atenas, Rudy ha estado un poco damnificado por la presencia de Juan Carlos. Sin embargo, han sido los mejores compañeros y cuando hemos jugado con ambos en pista, Rudy siempre se ha sacrificado en defensa cogiendo agente mucho más alta que él. Ha sido un punto en relación a poder dominar. El sacrificio y la eficacia defensiva de Rudy solo lo había tenido Carlos Jiménez hasta entonces con una envergadura mucho más fuerte. Esperemos que continúe siendo referente muchos años más.


Los Sergios (Llull y Rodríguez)

Sergio Llull entró en la selección U18 que ganó la medalla de oro en Zaragoza (2004), con Sergio Rodríguez de referente. Recordar lacomplexión física que tenía Llull entonces y ver la que tiene ahora… Eso sí,correr ya corría todo lo que quería. Sergio Rodríguez es la explosividad, el concepto de director de juego que puede rematar. Simplemente recuerdo que cuando salió en la semifinal contra Argentina del Mundial de Japón, estábamos no sé cuántos abajo. Fue salir él y decir: “¿Qué va a hacer?”. Hizo tres jugadas de estas que son su juego. Ése es el ejemplo del concepto que tenemos de que cada jugador sea lo que es. Ambos son el complemento de jugadores que en su día eran apuestas y que han demostrado con el tiempo lo que son.


Sancho Lyttle y Astou Ndour.

Sancho empezó a jugar muy tarde. Que viniese a la selección fue una apuesta después de llevar muchos años en España y ha sido la que ha permitido al me nos disputar los campeonatos de tú a tú con la mayoría,competir a nivel europeo y mundial. Astou es el talento emergente que está un poco en el camino de 2018, pero es una más.


Alba Torrens.

Es Juan Carlos Navarro en chica. Que sea la mejor jugadora de Europa significa que se entrega.Cuando jugaba a minibasket, hacía lo mismo.


Serge Ibaka y Nikola Mirotic.

Son diferentes. Ibaka es el despliegue físico que nunca ha tenido el baloncesto español y una tenacidad y capacidad de aprendizaje posterior tremenda. Mirotic es un poco lo contrario. Sus facultades físicas son las que son, pero tiene calidad en el entendimiento del juego y en el dominio del oficio (jugar de espaldas, de frente). Indudablemente tiene que seguir mejorando, pero para los que le conocemos no es ninguna sorpresa que esté jugando en la NBA como está jugando.


Álex Abrines y Víctor Claver.

Abrines es un talento en relación a las cosas que ya ha hecho con nosotros. El tema es que pase tiempo y que no tenga lesiones graves.Será en la selección lo mismo que están siendo Rudy o Navarro. Víctor Claver solo tiene un problema: el aceptar que en ciertos momentos su nivel de talento y de formación solo le permiten llegar hasta un determinado nivel. Y ese determinado nivel es mucho, pero en muchas ocasiones esa circunstancia de decir“Yo qué soy” tiene que llegar a lo que, por ejemplo, Felipe Reyes acepta hoy desde el primer día. Felipe dice: “No meto una, vale, pues a ver cuándo las meto”.Víctor tiene que bajar su nivel de expectativas, pero solo con lo que hay es un jugador absolutamente de ámbito europeo. ¿Que no va a ser un jugador que deslumbre en la NBA? Pues no pasa nada, pero que sea importante a nivel europeo y de selección tiene que ver simplemente con equilibrar esto. Hay movimientos que no se deben de hacer. Para una vez que lo haga bien, es mejor tener este otro movimiento que me permite estar compitiendo.


Para terminar, si tuviera que elegir al jugador y a la jugadora que más le han deleitado vistiendo la camiseta de España durante estos años, ¿con quiénes se quedaría?

Prácticamente entré en la Federación al mismo tiempo que Amaya Valdemoro. Ella entraba de junior y yo también en otros aspectos, porqueno sabía mucho de estas situaciones. Con Juan Carlos Navarro se dio la misma circunstancia. Si tengo que elegir dos personas representativas y que han pasado de no ser nadie a serlo todo, que se han convertido en jugadores tipo,son ellos dos.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es