DIRECCIÓN

Sainz-Trápaga: “La juventud da vida al baloncesto femenino español”

Sainz-Trápaga dibujando un sistema. (FOTO: Naia Fernández / FViB)

20/11/2013


Sólo 31 años y actual entrenador del Bizcaia GDKO. Hace dos años estuvo en el lugar y momento adecuado y aprovechó una oportunidad única para llevar esa vocación de entrenador hasta la élite mostrando ahí su talento.


Miguel Panadés / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Todo empezó cuando con ocho años le apuntaron a la escuela de baloncesto en el colegio Berriotxoa del barrio de Santutxu en Bilbao. Fue ahí donde, como sucede con tantos y tantos niños, nació en él esa pasión por el baloncesto, primero como juego con el que divertirse con los amigos, después por la ambición deportiva de ser cada día mejor para, además de anotar canastas desde la pista enseñarlas a conseguir desde esa posición de entrenador, de formación primero, de senior en Liga Femenina después. “Jugué a baloncesto hasta los veintiocho años y desde los dieciséis lo alterné jugar con entrenar. Primero equipo fue un mini masculino y posteriormente diferentes, masculinos femeninos, de formación, seniors…”

Como todos los entrenadores que se inician Íñigo tuvo a sus primeros maestros en esos técnicos a los que “sufría” como jugador o a los que veía dirigir a otros equipos del club. “Recuerdo a Aketza Obregón, Sergio García, Luis Iglesias, Sergio Salas, Iñigo Segura o Javi Ruiz de Lazcano como los primeros entrenadores de los que recibí consejos o me fijé como entrenaban. En mis primeros años tenía a Aíto García Reneses como mi referente en la élite porque lo consideraba uno de los que más había apostado por un baloncesto diferente, moderno, de máxima intensidad. Pero luego, cuando ya entrenas en categorías seniors y siendo yo muy joven e inexperto para ello, las mejores enseñanzas llegan diariamente de las propias jugadoras -Carolina Sanchez, Katie Gearlds o mismamente las jugadoras que configuraban la plantilla del año pasado - y de mis recuerdos como jugador donde coincidí con compañeros más veteranos como por ejemplo Jorge González, Ricardo Rodríguez…”.

Fue en Marzo de 2012 cuando de pronto surgió la primera gran oportunidad de su vida dentro del mundo del banquillo. El entrenador del senior femenino Josema Alcantara, entonces en Liga Femenina 2, dimitió a falta de cuatro jornadas y la directiva, para su sorpresa, le ofreció el cargo. Aceptó. “Fue una propuesta para cubrir el expediente, porque no debían tener a otro, pero les debí gustar en los pocos meses dirigí al equipo ya que al acabar la temporada me ofrecieron seguir al frente del equipo. La pasada temporada conseguimos el éxito del ascenso a Liga Femenina. Y aquí estoy, en Liga Femenina, algo inimaginable dos o tres años atrás”.

Entrenador Superior de la promoción 2011 en Zaragoza recuerda la experiencia del CES como “inolvidable”. “Durante los quince días en Zaragoza disfruté las veinticuatro horas del día porque no eran sólo las clases sino que era estar rodeado permanentemente de ciento setenta entrenadores debatiendo, estudiando en equipo o simplemente bromeando. Los entrenadores aprendemos mucho de los compañeros, viendo un partido, contemplando un entrenamiento o simplemente conversando con otro colega. Ejerciendo de entrenador noto que cada día crezco ya sea de la mano de mi entrenadora ayudante Rosi Crespo o de mis jugadoras”.

Contempla Íñigo el panorama baloncestístico español con mucha ilusión en las nuevas generaciones. Él forma parte de ese grupo de técnicos jóvenes que irrumpen en los banquillos y entrena en una liga en la que además hay muchas jugadoras que en edades muy tempranas ya saltan al parquet a tener que decidir. “La juventud da vida al baloncesto femenino español. Jugadoras que con apenas veinte años ya muestran su carácter ganador, su capacidad para competir al máximo nivel. Leonor Rodríguez, Laura Gil, Queralt Casas… hay muchos casos y en nuestro equipo también, de jugadoras que se convierten en nuevos referentes y esa inercia va arrastrando a otras todavía más jóvenes que heredan ese talento”.

Le ilusiona el futuro enganchado ya a esa “sana droga” llamada baloncesto y con la que los entrenadores conviven obsesivamente desde que se despiertan hasta que se acuestan. “Si se ganan tantas medallas en los campeonatos internacionales es porque se une la gran labor de los entrenadores de formación en sus respectivos clubes y la buena gestión que hace la Federación Española de todo ese talento. Me encantaría formar parte de esa cadena de éxitos que permite continuamente ver a nuevas jugadoras destacando”. Ya forma parte del grupo de privilegiados técnicos que en la élite del baloncesto español y desde su posición apuesta por un baloncesto en el que “la jugadora disfrute jugando, defendiendo en toda pista, corriendo el contraataque, sintiéndose a gusto. Quizás estoy influenciado por mi etapa de jugador, todavía muy reciente, pero creo que es clave que la jugadora se sienta feliz en la pista para conseguir su mejor rendimiento”.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es