RED EXPERIENCIAS FEB

Enseñar a jugar sí, enseñar a entender el juego, también

29/03/2012


Empiezan los Campeonatos de España de Minibasket y durante unos días se reunirán muchos de los mejores jugadores y jugadoras de su edad viviendo su primera gran experiencia deportiva.


Coincidiendo con los Campeonatos de España se reabren los debates de siempre sobre modelos de formación en edades de iniciación, sobre tendencias de juego en minibasket o sobre conveniencia o no de modificar reglamentos. Sinceramente y tras unas cuantas décadas dedicado casi en exclusividad al baloncesto, primero como jugador, después como entrenador y periodista especializado y ahora como un poco de todo – menos jugador – y además padre de jugador de formación llego a la conclusión que lo trascendente sucede, como siempre, en la pista. El sistema es importante pero lo es mucho más las personas. Los entrenadores, como los profesores en colegios o institutos, son trascendentes en la evolución de los jugadores.

Nos centramos en categorías de formación en aro de minibasket y a través de lo que he observado cada fin de semana como padre-entrenador creo que muchos entrenadores se olvidan de enseñar el sentido del juego a sus niños y niñas dando como excusa que a su edad no serán capaces de entenderlo. Veo carreras arriba y abajo de la pista con la evidente superioridad de los más desarrollados físicamente y en esas carreras como “pollos sin cabeza” se pierde la oportunidad de empezar a incorporar, paralelamente al conocimiento de los aspectos básicos de la técnica, el sentido del juego. Nos encontramos con infinidad de jugadores que han sido dominadores en sus generaciones por tener más piernas que el amigo-compañero-rival pero que años siguientes carecen de la más mínima capacidad de lectura del juego. ¿La razón? No la necesitó ni en mini, ni en infantil… pero ¡ah amigo! la empezó a echar de menos cuando sus piernas ya no eran tan superiores al rival.

Normalmente los jugadores menos dotados físicamente pero con buena técnica individual poseen una mejor lectura de juego. Pero a lo mejor en el futuro les faltará el físico adecuado. Maldita sea. Llegamos a un punto donde al que no le falta una cosa le falta otra y todo por la manía de intentar obtener el resultado inmediato a costa de la progresión del jugador. No está reñido formar, ganar, educar y enseñar a leer el baloncesto. No está reñido, lo puedo asegurar, por mucho que como excusa se de que se disponen tan sólo cuatro o cinco horas a la semana más el partido. Quizás la razón no se deba tanto a la capacidad de los jóvenes jugadores que empiezan como al verdadero conocimiento del juego que posean algunos jóvenes entrenadores de formación. Ahí la responsabilidad recae claramente en los responsables deportivos de los clubes.

Los niños de 11 años de hoy en día “saben latín” en mil materias y sin embargo los creemos incapaces de entender el porqué de las cosas en ese juego que les ilusiona, con el que disfrutan, que comparten con sus amigos. Al final de lo que se trata es aplicar el sentido común y enseñar al niño a jugar y cómo jugar. No obsesionarse con ganar pero sí enseñar a competir. No aplicar tácticas de mayores pero sí enseñar conceptos de espacios en ataque y en defensa. No condicionar la creatividad del jugador pero sí ayudarle a entender un cierto orden en el juego. Al final lo importante en enseñarle a dominar el bote con cualquiera de las dos manos para a la vez enseñarle a como y cuando utilizar ese bote. Y lo mismo con el pase, con el tiro. No es incompatible enseñar técnica individual incorporando ejercicios de toma de decisiones y que esos ejercicios específicos se apliquen luego en la realidad de los cinco contra cinco. Al final el niño/niña aprende a jugar jugando por lo que el entrenador se ha de convertir en alguien que no sólo le proporcione herramientas sino que además le explique cómo, cuándo y porqué usarlas.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es