RED EXPERIENCIAS FEB

Edu Torres (Presidente) lidera un nuevo proyecto: "El baloncesto en Lleida explotó con la Adecco Oro"

Edu Torres celebra el ascenso en 2001

30/09/2011


Lo que para muchos puede resultar un hecho destacable no lo es tanto en la cultura de nuestro deporte. Porque lo normal es, o sería, que los jugadores, una vez finalizada su etapa deportiva, pasen a dedicarse a entrenar y los entrenadores, a dirigir clubes.


MIGUEL PANADÉS

Y la palabra clave es, seguramente, “dinamizador”. Y el entrenador lo ha sido toda la vida, en los equipos de formación, en los clubes modestos, en las federaciones. El entrenador adquiere, o al menos debería adquirir, una visión amplia del baloncesto conociendo a través de su experiencia – antes habrá sido jugador – lo que se respira en un vestuario y lo que se percibe desde los despachos. El entrenador convertido en director o presidente sabrá mejor que nadie lo que le puede ir bien a un equipo, con sus técnicos y jugadores. Quizás donde más perdido pueda estar es tareas políticas, en obtención de recursos pero como todo en esta vida, el conocimiento de ese apartado un poco más lejano de la pista también se adquiere. Al final, un presidente, un director deportivo, un responsable de área lo que deberá hacer es gestionar adecuadamente un equipo de trabajo y conseguir y distribuir los mejores recursos posibles. Más o menos lo que hace un entrenador.

Y toda esta reflexión viene en relación a la conversación que mantengo con Edu Torres, actual presidente del Lleida Basquet y muchos años entrenador tanto en la ACB como en las categorías entonces LEB ahora Adecco. Torres tiene una buena edad – 47 años - para contemplar con perspectiva el pasado y focalizar adecuadamente el futuro. Deportivamente vivió una de las experiencias más bonitas del baloncesto en Lleida estando precisamente en la LEB. “Lo tengo muy presente y además quiero recordar algo que considero fundamental y muy adecuado a los tiempos actuales: el baloncesto explotó en Lleida con la LEB. Fue cuando estábamos en esta competición luchando por el ascenso y consiguiéndolo finalmente cuando se llenó a rebosar el pabellón, cuando se creo un ambiente extraordinario en la ciudad. Luego hubo más, con Playoff ACB, con semifinales en competiciones europeas pero vale la pena recordar las etapas LEB para recuperar ilusión por intentar volver a vivir algo parecido en el futuro”.

Las instituciones han recortado ayudas para las entidades deportivas y sin embargo en Lleida tanto el Ayuntamiento como la Diputación muestran sensibilidad con el deporte y con el nuevo proyecto del baloncesto en la ciudad. “No se trata tanto de recibir dinero como de emprender iniciativas conjuntas que acaben beneficiando tanto al club como a la ciudad” afirma Torres. “Esta sensibilidad la he notado y aunque somos muy conscientes de que de esta difícil situación deberemos salir solos sí es cierto que observamos predisposición por parte de las instituciones a plantear objetivos comunes y eso, de alguna manera, nos anima a emprender este difícil viaje”.


PENSAR COMO ENTRENADOR

Todo el mundo pregunta a Eduard Torres si ya ha dejado de pensar como entrenador, algo por otra parte imposible porque el entrenador no deja de serlo nunca aunque el actual presidente del Lleida Basquet confiesa que en los últimos meses “no he tenido tiempo ni de plantearme esa pregunta”. Pero cuando profundizamos sobre la realidad deportiva del club sí aparece esa imprescindible visión de entendido en la materia. “La parte deportiva es la que me tiene más tranquilo. Primero porque pese a las limitaciones económicas, o quizás incluso gracias a ellas, hemos formado una buena plantilla. Segundo y muy importante porque tenemos un entrenador como Ricard Casas, un gran profesional que encaja perfectamente en nuestro proyecto. Y este perfil de jugadores y entrenador lo hemos rodeado de un equipo de trabajo de gente del club, gente implicada y capacitada que había estado y hemos recueperado. No sé si ganaremos más o menos pero estoy muy tranquilo con la composición deportiva”.

Edu Torres conoce la competición y la define perfectamente: “La Adecco Oro premia la honestidad. Es posible que en la ACB se pueda comprar la calidad pero en la Adecco Oro sólo triunfan los equipos compuestos por jugadores trabajadores, intensos, esforzados. Cuando ascendimos en 2001 recuerdo que teníamos jugadores del perfil de Roger Griamu, Jaume Comas, Oliver, Alzamora… y jugamos contra un Manresa con jugadores como Nocioni, Laviña, Singla… Cuando mencionamos estos jugadores, más allá de su indiscutible calidad o no, encontramos coincidencias en un perfil de buenos deportistas, de gente con hambre. Pues eso hemos querido hacer den esta nueva etapa en Lleida, tener jugadores de este perfil”.

Cuanta razón, y cuanto conocimiento en esas palabras que definen perfectamente la idiosincrasia de una competición valorada recientemente por Tabak como “una de las grandes de Europa”. Edu Torres no quiere – es entrenador – marcar metas que sólo el desarrollo de la competición definirá. “El objetivo es recuperar la ilusión por el baloncesto, devolver a la gente al pabellón. Ese será el primer paso para emprender retos más altos”.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es