RED EXPERIENCIAS FEB

Juan Orenga: "Me siento reconocido en la FEB"

10/11/2011


La revista Gigantes publica en su último número una amplia entrevista con Juan Antonio Orenga, doble campeón de Europa como seleccionador de la U20 masculina y como ayudante de sergio Scariolo en la senior masculina.


RED DE EXPERIENCIAS Envía tu opinión a entrenadores@feb.es


GIGANTES DEL BASKET
Tiene 45 años y ha sido el entrenador más laureado del verano de 2011 en Europa. Conquistó un oro con la U20 (como seleccionador) y otro con la senior (como ayudante de Sergio Scariolo). Está viviendo un momento dulce como técnico y sueña con lograr otra.

Decidió hacerse las fotos con sus dos medallas de oro en la Biblioteca Nacional de Madrid. Nos dijo que poseía unos 5.000 libros en su casa y la razón de esta gran colección se debía a que tenía un hábito muy metódico cuando era jugador: «Siempre llevaba un libro para los viajes en avión, otro para el hotel y otro para el vestuario». Este voraz lector está ahora dedicado a sus tres hijos (Guillermo, Gonzalo y Pablo), a mantenerse en forma corriendo 8 kilómetros para que no aumente su peso y a llevar a cabo su minuciosa tarea en la Federación Española de Baloncesto. En su casa cuenta con fibra óptica para poder manipular por Internet vídeos y mandarlos a sus superiores. Además, realiza informes y dvds de todo tipo. En definitiva, no para, y eso que no estará involucrado con una selección hasta Íscar (del 9 al 11 de diciembre). Luego vendrá el Torneo de Barakaldo y de Mannheim, para aspirar después en el próximo verano a ganar una medalla en los JJ.OO de Londres como ayudante de Sergio Scariolo.

Plantear y actuar
Llevaba tres veranos seguidos acumulando tareas al ser responsable de selecciones (en 2009 fue la U19 y la senior; y en los dos últimos años le tocó la U20 y la senior). ¿Cómo pudo adaptarse a las necesidades diferentes de cada selección?
«El planteamiento es similar en las dos categorías. Es más elaborado el del senior porque el nivel del juego y de los recursos tácticos es mejor y los jugadores son más difíciles de defender. El reparto de tareas fue similar. Eso sí, cuando estuve con la U20 me involucré bastante en el corte de partidos. La experiencia con la senior de este año ha sido más relajada que en 2010, no tanto en cuanto a los resultados, sino en cuanto al calendario. Había más descansos y así no iba con la oreja pegada a la almohada. En los JJ.OO. espero que sea similiar ( sonríe). En 2010 sacamos una media de sueño de 4 horas».

Juan es un hombre de federación. ¿ Hay alguna variación respecto a un hombre de club?
«No. Al fin y al cabo hay que estar comprometido con lo que haces. Cuando llegan las Navidades o la Semana Santa estoy con una selección. Hago tutorías desde cadetes y seguimiento de jugadores. Estoy en todo. En un club es lo mismo. Un entrenador que se centra sólo en el primer equipo lo hace mal. Debe haber una línea de continuidad. Ángel Palmi coordina una línea de trabajo desde los pequeños hasta los grandes. Hay la misma estructura. Esto es para que cuando uno de la U20 pase a la senior no se encuentre raro. En la senior hay jugadores interiores dominantes, jugadores exteriores capaces de anotar y de jugar el pick&roll; Llull y Rudy pueden ser peligrosos en cualquier posición... Si eso lo trasladas a la U20 hay un Llovet y un Mirotic por dentro y tiradores y penetradores como Sastre y barrera, por ejemplo. Hay una línea de continuidad jugando que es correr o llegar jugando. Por eso estoy ayudando arriba y soy uno de los responsables abajo».

Superación de pruebas
¿En qué ha progresado más Orenga como técnico en 2011?
«He ido aprendiendo cada día. El Europeo U20 de 2010 en Croacia fue muy duro. Tuvimos una lesión grave de Mirotic al comenzar y nos replanteamos todo. Tiramos mucho de motivación en los jugadores y pedimos el límite de lo que ellos mismos esperaban», comenta. Un ejemplo de su capacidad motivadora es Miguel lorenzo. En 2011 el ala-pívot de la U20 pasó de no jugar a ser muy importante. Y para ello hay que gestionar bien la comunicación. «Ahora él se está saliendo con el Clínicas en la Oro. Se adapta muy bien al rol que tú le pides. Le dices hoy no vas a jugar porque el rival es así y al día siguiente saldrás cuarenta minutos y cogerás rebotes y tapones porque se ha producido esto otro. Después como ayudante tengo otra función. ¿Qué espera un jugador de un ayudante? Cuando intento recabar información, necesito que el jugador confíe en mi y es vital que haya una reacción correcta para poder hablar las cosas y ayudarnos».

Pero para eso se necesita credibilidad ante los jugadores. «Las sensaciones que he tenido como jugador me permiten afrontar esto de forma diferente. Cuando yo jugaba siempre pedía una explicación. Antes o después de producirse. Tú puedes no jugar un día, pero debes saber por qué no juegas. Tú puedes ir a un tornop sabiendo que no jugarás, pero lo debes saber. Álex Barrera con la U20 en 2011 no jugó hasta los últimos cinco minutos del primer partido y después cada vez fue jugando más. Cuando salía tenía la motivación para tirar y meterlas».

Otra prueba más. A pesar de haber disfrutado en el Europeo U20 de Bilbao, no duda en subrayar los problemas que tuvieron para conquistar el oro. «Como la lesión en el tobillo y en el menisco de Nacho Llovet, la totura de nariz de Sastre desde el inicio de la final y la arritmia y el cateterismo a Borja Arévalo. Esto último parece increíble, pero es una de las cosas a resaltar de la FEB. A Borja se le detectó una arritmia tras usar unos pulsómetros antes del Europeo. Le habían realizado miles de revisiones normales, pero no se le detectó. Era un problema serio que se le solucionó sobre la marcha. Para mí era un jugador importante y le pudimos tener», destaca Orenga.

Un tercer examen que explica muy bien cómo funciona la FEB. Mundial de Turquía en 2010. «Fue muy duro quedarnos fuera de semifinales. Perder al principio contra Francia y Lituania yendo ganando de mucho sumó y fue desgastando. Luego a lo largo del año, lo analizamos dentro de la FEB con el famoso 'Caballo de Troya'. Vimos qué pasó y por qué pasó, pero también analizamos qué nos puede pasar y cómo lo solucionaremos. Yo juego una partida de ajedrez y pienso en cómo nos jugará el rival».

Presente, pasado y futuro
Tras ganar dos oros en 2011, y una plata en 2007 y un bronce en 2010 con la U20, ¿a qué aspira Juan?. «Ahora mismo no me planteo estar en la Liga Endesa. Estoy muy contento en la FEB. La formación es una parte que me encanta. Estoy en la selección senior con Sergio cada día con mejor comunicación y química. Son tres años ya y le conozco mejor. Falta una mirada para saber lo que nos queremos decir y me siento reconocido en la responsabilidad que se me da en la FEB. Luego con la U20, el oro de este año era importante porque se trataba de la única medalla que no teníamos. Estoy haciendo las cosas, creo, de una forma correcta. Los jugadores cada vez están progresando más y debo continuar aquí. ¿Que dentro de un tiempo yo podría intentar algo en la Liga Endesa? Puede ser, pero cuando llegue, ya estaré preparado para ello».

Con la distancia, ¿cómo valora su única etapa como entrenador en la ACB, concretamente en el Estudiantes de la 05/06? «Cuando cojo al Estu, se me plantea que Jiménez no estará en el equipo y que se irá al Madrid. Con el dinero de Jiménez se ficharía a un americano importante. Íbamos a dar un paso de responsabilidad a Miso y a Suárez. Cuando volvió de la selección en verano, el club dijo que no se vendía y que no habría dinero para más americanos y nos quedamos con McDonald. Nuestro segundo americano era Caio Torres y se lesionó. Al final Jiménez no podía irse, pero no quería jugar en el Estu. No se sintió a gusto ni para jugar ni para entrenar y no quería responsabilidad. Nos hallamos con sólo un americano; con el que se iba a ir, en el equipo; y con el resto con dudas porque el que se iba a ir, seguía. A partir de ahí sin Carlos jugando (de la tercera a la quinta jornada), vimos que teníamos que construir un equipo joven. Carlos poco a poco fue mejor, pero en la ULEB pesaron las derrotas europeas y cuando parecía que la cosa estaba encauzada con 6-8, perdimos en Sevilla y con 6-9 me llamó la directiva el día de Reyes para decir que no continuaría. me dijeron que era una decisión injusta, la más dura que habían tomado, que no me habían ayudado, que no habían solucionado lo de Jiménez, que sólo tenía un americano... Pero como era un entrenador novato y que tenía un mal resultado, no debía seguir. No hubo paciencia, pero lo asumí como tal. Los jugadores me dijeron que no se entendió eso, pero decidí seguir vinculado al club. Había estado ocho años en el club, con amigos y conocidos, ahí me formé como persona... No quería coger la prte del contrato e irme. El trabajo hecho era el correcto y quería llevar la parte de scouting de jugadores. En septiembre de 2006 cogí el equipo junior. No se entendía, pero fue un año maravilloso para aprender mucho», se sincera.

El futuro lo representan sus hijos y sus sueños como entrenador. Respecto a lo primero, él entiende «el deporte como una formación» en todos los niveles. «Ver el deporte como una salida profesional, es una locura. Llega un porcentaje mínimo a la elite. hay que estudiar e ir a los exámenes y a las clases. A mis tres hijos al final lo que más les gustó fue el baloncesto. Son muy buenos estudiantes y buenos niños. el mayor, Guillermo, tuvo el problema de encadenar dos lesiones seguidas, una de tobillo y otra de rodilla. ahora vuelve a estar bien. Es muy buen tirador. Este año le vuelvo a ver jugar feliz y con confianza, pero su prioridad es la ingeniería aeroespacial. Aprobó el primer curso y juega en el EBA del Estu. Gonzalo es un buen base de 16 años y un buen estudiante. Está en el junior A del Estu y en el ámbito de las selecciones madrileña y española. Hay muchos jugadores que no destacan hasta Sub20 porque son de noviembre o de diciembre. Él es de noviembre y está disfrutando. Por último, el pequeño es Pablo, tiene 8 años y ha empezado a jugar con un equipo en el Magariños». Al pensar en un sueño, no tarda en contestar «Seguir ganando medallas desde el verano que viene. Poder ganar otra medalla en los Juegos Olímpicos (como ya hizo en 2008 en Pekín con Aíto), sería muy bonito». Tiempo al tiempo.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es