RED EXPERIENCIAS FEB

¡Estás sola! ¿por qué no tiras?

FOTO: Naia Fernández

21/11/2011


Javier Rodríguez hace esta aportación publicada en www.deportefemeninotambien.com en la que hace referencia a los pocos tiros realizados en el baloncesto femenino a pesar de disponer de buenas posiciones.


El título de este artículo bien podría ser el argumento de cualquier película de suspense que pululan por nuestra cartelera semanalmente, pero en esta ocasión obedece a uno de los temas que los entrenadores de femenino de Distrito Olímpico debatimos en la última jornada que celebramos con objeto de una unificación de criterios al tratar la metodología a seguir en canasta grande y en el que, aparte de hablar de fundamentos técnicos, posiciones básicas y demás, también le concedimos la importancia que se merece a la amenaza al aro cuando no estás defendida o, para ser más técnico, cuando la defensa “flota” más de la cuenta.

Todos los entrenadores conceptuamos la defensa como algo básico en el juego, nuestra obsesión es que las marcas a nuestras rivales dificulten lo más posible la colocación, la recepción, la ayuda si es necesario, obligarla a botar con su mano débil, etc. etc. etc.

Sin embargo, muchas veces, tal situación idílica soñada por todos los entrenadores con un equipo superdisciplinado en defensa que no permite ningún hueco, no se da y, justamente se da la situación contraria, jugadora bien posicionada defensivamente, manos correctamente colocadas, vista al ombligo de su rival para saber su siguiente movimiento pero... a más de dos metros de distancia mientras que la atacante está a menos de 5 metros del aro y la pregunta es ¿qué debe hacer la atacante a continuación?

Desgraciadamente, tal y como comentó Juan Manuel Ruiz, el entrenador del nacional femenino en la reunión citada, la escasez de tiradoras en baloncesto femenino es alarmante, ya consideremos buena aquella que es capaz de meter 3/8 en situaciones normales, para mayor problema, eso hace que las jugadoras, en vez de preocuparse de defender a su rival, lo que primero hagan sea proteger su aro cuanto más cerca mejor y quizás los entrenadores, en parte, seamos grandes responsables de ello, luego podremos meter todas las cuestiones fisiológicas o biomecánicas que queramos.

Porque, seamos sinceros, ¿qué es más peligroso? Ese tiro en el que eres capaz de lanzar sin la presión de tu defensora, o ese tiro que vas a conseguir hacerlo más cerca del aro pero con la defensa a tu lado y eso si no aparece alguna ayuda inesperada.

Yo lo tengo claro, es mi opinión por supuesto, pero si a algo incito a mis jugadoras es a tirar en cuanto hay una posibilidad ante una defensa relajada o semi-relajada. Por un lado potencia el ataque constante en cuanto hay oportunidad y por otro, obliga a la defensa a no pensar que no puede haber un tiro en cualquier momento.

Para terminar, voy a poner tres situaciones concretas de mi experiencia como entrenador en las que predico con el ejemplo:

a) Jugadora cadete segundo año, acostumbrada a moverse en posiciones interiores y de espaldas al aro. En ejercicios de tiro en triple el entrenador observa que tiene buen acierto y le pregunta ¿por qué no lanzas en los partidos si tu defensora te va a flotar seguro?, respuesta: pues no sé, nunca lo he intentado. Contestación del entrenador: entonces ¿para qué lo estás entrenando?, a partir de ese momento tenía autorización Resultado, primer año: 2/12, 16 % de efectividad, en su segunda temporada como júnior de primer año sube a 6/26, 23 %., el triple de acierto con el doble de lanzamiento.

b) Defensas zonales que se hunden descaradamente y dejan completamente sin defensa un triple frontal e incluso en la punta de la bombilla un tiro, los primeros ataques se juegan así seguro, si sale mal, mala suerte, si alguna entra, fijo que no se cierran tanto y se empiezan a crear espacios.

c) Situaciones de contraataque en que intentamos llegar tan cerca del aro hasta donde algunas veces nos espera la defensora, si fuéramos capaz de parar a una distancia más que prudencial, como es la línea de tiro libre, tendríamos un tiro más que cómodo.

d) Obligar a que no haya nunca relajación defensiva desde el segundo 1 porque en ese no te va a tirar, si hay tiro, se tira, sea en el primero o en el veinticuatro de la posesión y la defensa empieza desde que has tirado.

En resumidas cuentas, simplemente son puntos de vista y muestras del trabajo diario de un entrenador más, con aquello que no compartáis, abrimos el debate que seguro que será más que enriquecedor.

Javier Rodríguez Espinosa
Entrenador Superior
CD. Distrito Olímpico




ENLACES RELACIONADOS

ADECCO ORO J.2: La opinión de los entrenadores
ADECCO ORO - Inercias ganadoras
Reflexiones de los técnicos Adecco Oro

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es