TÁCTICA

Final Euroliga: El baloncesto da una nueva lección

14/05/2012


Restaban trece minutos para el final y el marcador señalaba un concluyente 53-34 favorable al CSKA de Moscú frente a un Olympiacos moribundo. Risas y abrazos durante el tiempo muerto en el banquillo ruso. Todo estaba sentenciado cuando de pronto…


Miguel Panadés

El Baloncesto irrumpió en el pabellón y bajó a la pista decidido a impartir una de las lecciones más importantes de los últimos tiempos. Cualquier jugador o entrenador que estuviese viendo la final el domingo por la noche aprendió con hechos que nunca nada está sentenciado en un deporte donde jamás debes dejar de producir. Que cuando vas veinte puntos abajo y por delante queda todavía un cuarto – 10 largos minutos – es recomendable seguir insistiendo en el trabajo, seguir manteniendo intacta la ambición y el esfuerzo. Tan recomendable este consejo como el de no desconectar antes de hora, no dar el partido por ganado por mucho que el luminoso te invite a creerlo.

Los entrenadores insisten en estas teorías con sus jugadores pero nada como el ejemplo del domingo en Estambul, ante los ojos del baloncesto europeo, para que todos tomemos consciencia de que las proezas son posibles por mucho que en frente esté el considerado como mejor equipo del continente disponiendo de casi veinte puntos de ventaja y poco más de diez minutos por jugar.

Ganó la Final Four de la Euroliga el único equipo de los cuatro que no entraba como favorito en casi en ninguna apuesta. El que debía ser eliminado en semifinales por el Barcelona, el que apenas contaba cuando se hablaba de un reto final repleto de talento en los banquillos, en la pista. Un técnico experto – 68 años de edad – como Ivkovic viviendo una de sus experiencias más apasionantes en su dilatadísima carrera. Ilusionado como un principiante y sereno como un maestro. El Olympiacos supo sobrevivir sin descompnerse tanto a su propio desacierto – 20 puntos en la primera parte – como a la inmensa calidad de un rival considerado unánimemente como el mejor de todos. Supo persistir cuando todos le daban por muerto y esperar su oportunidad para asestar el golpe definitivo. Supo aprovechar la inconciencia de un rival que perdió el rumbo en los minutos finales cuando de pronto quiso volver mentalmente a un partido del cual se había pensando en que ya estaba sentenciado.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es