RED EXPERIENCIAS INTERNACIONAL

AEEB: Entrenadores por el mundo: Mauricio Parra, antes que casi nadie

Mauricio Parra, dando instrucciones. (FOTO: AEEB)

06/09/2012


Ahora que es tiempo de emigrar, de tener a Alemania en el horizonte, de coger las maletas y buscarse la vida en un mayor número de situaciones y personas, conviene sacar a relucir la historia de un hombre que tiempo atrás, mezclando estudios y profesión, abandonó la localidad vasca de Sopelana a principio de la década pasada para irse a Austria, a Viena, de Erasmus, Mauricio Parra.


DPTO. COMUNICACIÓN DE LA AEEB

Alumno del Colegio Alemán de Bilbao, la lengua germánica no fue apuro cuando tocó partir. Desde Berlín, como miembro del Alba, nos atiende, cortésmente para la AEEB.

Mauricio Parra tiene 40 años y lleva una buena parte de ellos fuera de España. De Austria, donde fue segundo y primer entrenador e incluso jugó la extinta Copa Korac, pasó en el año 2003 a Alemania, país en el que precisamente nació, porque sus padres se encontraban allí, en 1972. Fue en la ciudad de en Zweibrücken, y sucedió así por que su padre, miembro de una Orquesta de Música y su madre, profesora de español, estaban haciendo la vida suelo teutón. Y allí empezaba la historia que todavía le retiene por esos lares… y nos suena que por bastante tiempo. Porque cuando se le escucha hablar, lo hace desde la integración a un país donde es complicado llevar a cabo ese proceso.

En 2003, decíamos, Mauricio Parra regresó Alemania y emprendió una trayectoria profesional como entrenador asistente que todavía sigue. “Cualquier persona con ambición quiere más, por lo tanto yo aspiro a ser entrenador principal, claro, pero hay que ser inteligentes. La mejor manera de llegar a ese momento preparado es absorber todo el aprendizaje de los entrenadores más cualificados, y yo desde mi posición he tenido unos cuantos. Pavlicevic, Sasha Obradovic o Gordon Herbet, por citar los más recientes aquí, en el Alba”.

Pero claro, Mauricio, que afrontará la Euroliga con el equipo de la capital, gracias a la invitación cursada por la competición, no siempre perteneció “al equipo más importante de Alemania en baloncesto”.

“Tras cinco años en este país como asistente, firmé por el Bayern Munich, en 2008, en aquel macroproyecto. Estuve dos temporadas, hasta que para la 2010/11 llegué al mejor club en el que se puede estar. Tenemos la media más alta de asistencia a los partidos de toda Europa, con más de 11.000 espectadores por partido”. Su trabajo “es el propio de un entrenador asistente, somos dos, y además de cortar vídeos, preparar sistemas, esas cosas, también llevamos a cabo el trabajo individual con los jugadores. Nada que no se haga en otros equipos pero muy intenso todo”.

Este loco del baloncesto, con casi 20 años de profesionalismo, con esa relación especial con Alemania debida a múltiples factores aquí narrados, admite que “aunque el nivel del baloncesto en Austria no sea altísimo, es profesional y supuso para mí un buen punto de partida”. Ilusionado por el reto de la Euroliga, explica por qué el Alba de Berlín es lo que es. “La idea surgió hace 20 años por el dueño de todo esto, que montó la oficina en la puerta de su casa. Y de ahí crecieron tanto. Por eso siempre se quiere lo máximo, es comprensible. Además, está el tema de toda afición detrás que tenemos. Es una responsabilidad. El Alba es algo bastante especial, estoy encantado”.

Parra asegura que no sufrió demasiado para adaptarse a Alemania, “porque trabajes en la ciudad que trabajes, al final tu día siempre es lo mismo. Vídeos, oficina, viajes, entrenos. Lo comentaba con Jenaro Díaz el otro día y su acoplamiento a Rusia. Cuando empieza cada temporada, el ajetreo es tal que no te da tiempo a enterarte del lugar en el que estás, de verdad que es así. Tampoco el idioma, yo hablo alemán, pero en estos caso la lengua que con la que se trabaja es el inglés”. Sin embargo, y consciente de lo difícil que van las cosas en España, “que hace que se note a todos los niveles”, a él de su Berlín no le mueven, de momento. Dirá que todo lugar es similar cuando no paras de trabajar, aunque se le escapa una admiración por la el sitio donde vive.. “Es una ciudad fascinante”. Por algo será.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es