ENTRENAMIENTO

Seguir intentándolo (Por Mar Meneses, Coach)

17/10/2012


Mar Meneses participó este verano en uno de los debates organizados por el Curso Superior de Entrenadores ofreciendo una interesante visión desde la perspectiva de los coach personales tanto de entrenadores como de jugadores. En este artículo para club del entrenador expresa una serie de consejos válidos para todos gestores de grupos.


Mar Meneses, coach de deportistas
www.coachdeportistas.com

El deporte es importante por las sensaciones que genera.
A estas alturas del partido seguro que nadie duda del trinomio

DEPORTE + SALUD + NEGOCIO

Nadie juega para perder. ¿Ganar no es lo más importante en los equipos de élite? ¿Alguien duda que el baloncesto también es un negocio? La pregunta del millón es:
¿La búsqueda del éxito absoluto, los triunfos deseados, hace que perdamos el oremus, el sentido común?
En este artículo quiero expresar mi opinión desde el ámbito de la salud, desde el que definiría el equilibrio como la suma de cuatro conceptos:

CAMPO FÍSICO
CAMPO EMOCIONAL
CAMPO INTELECTUAL
SENTIDO DE LA VIDA

He confiado siempre en el ser humano, en las personas, en sus virtudes, en su capacidad de supervivencia, de no perder ritmo. Y por extensión, en los entrenadores, capaces de elevar los mejores valores de vuestro equipo y jugadores, ayudándoles a amar más y más el deporte, en vuestro caso el baloncesto.

No es tarea fácil estar al frente de un grupo muy variado. Quiero hacer un canto a que la función del entrenador no sea solo una ficha técnica, también debe serlo pedagógica. Hay que conocer al jugador y no solo las respuestas ante determinados actos. Este conocimiento es caro, sobre todo si pensamos que la ignorancia es gratis. Conocimiento no es únicamente saber de una sola materia, es ser una persona íntegra con sus valores y creencias y abrir lazos de comunicación, correr por caminos despejados de dudas y confusiones. Este conocimiento mental, esta preparación, es fundamental.

Hay que forjarse un carácter. Siempre digo que las cosas son imposibles hasta que son posibles.

La cuestión más importante de un entrenador es su personalidad. Cuando la gente detecta nuestra bondad, humildad y que el baloncesto que proponemos es de calidad, todo eso nos ayuda a tener éxito, a romper el techo.

El entrenador es como un director de cine, con la diferencia de que éste trabaja con una o dos estrellas y el entrenador de equipos de élite suele trabajar con seis o siete.

Nunca hay que olvidar que se trabaja con personas, sin tener en cuenta los comentarios de los demás. El entrenador debe entender qué tipo de equipo tiene, edades, culturas diferentes, problemáticas personales, pero estoy convencida de que hay tiempo para todo. Y hay que saber delegar para que a él le llegue un resumen fiable hecho por una persona de su confianza.

No se puede estar en misa y repicando. Es decir, no se puede entrenar y al mismo tiempo hablar en profundidad. Hay que dejar espacio entre el juego y la intimidad. Quien más información tenga, menos dificultad tendrá para entender a su equipo.

Hay que tener una personalidad resistente a la adversidad y saber adaptarse a los cambios. Entrenadores y jugadores cambian un equipo por otro, un proyecto que tenían por otro nuevo y lo más importante es creer en sí mismos, pasar rápidamente a la acción. Las tácticas y estrategias estáticas no sirven, debe prevalecer la imaginación.
Cada vez más, el deporte necesita un espacio mental propio. De ahí que el coaching sea actualmente un importante punto de reflexión en el mundo del deporte vanguardista y gane presencia.

Primero serán los jugadores y luego la estrategia. Muchos jugadores se lamentan de que sus entrenadores priman la estrategia sobre su función principal. No digo que el entrenador no pueda tener su propia marca, su sello particular, su manual de entrenamiento, pero hay que tener en cuenta en todo momento el perfil de cada jugador. ¿Están de acuerdo?
No podemos predeterminar la intención de nadie.

Todos los planteamientos tácticos son buenos si están bien empleados, pero eso no garantiza el éxito. La clave es que lo que tú intentes hacer se lo crean los jugadores. Lo que no funciona es que intentes hacer algo o imponer algo si ellos no quieren. Los jugadores se quedan con los entrenadores que usan el trato cercano y se alejan de aquellos que utilizan el miedo y disciplinas severas. Por eso vale la pena hablar con ellos, conocerlos y convencerles. Perder o ganar es una cuestión de perspectiva. Hay un pensamiento que ayuda a trabajar: aunque solo consigamos acercarnos un poquito al objetivo, ese poquito ya justifica el esfuerzo.

El entrenador también se tiene que entrenar para imaginar, para ser apasionado en su trabajo, porque gracias a eso no se tiene nunca la sensación de perder el tiempo.

Hay que hablar con los jugadores de todo: escuchar sus preocupaciones personales y profesionales, recomendarles un libro, una película, una canción, un periódico, un programa de radio, un restaurante. El secreto es formar un grupo en el que el entrenador sea uno más, con una responsabilidad diferente. El entrenador debe tener a su propia gente, su propio equipo, y tener significa hacer equipo, que no es nada fácil.

El entrenador debe hacer su equipo porque tal y como apuntaba Jorge Valdano, no es justo que si el triunfo es de todos, en caso de fracaso solo hay un cadáver, el entrenador.

Hay que motivar constantemente a los jugadores porque hace años los jóvenes tenían inquietud y buscaban en el deporte nuevos alicientes. Ahora, sus alicientes se ven cumplidos a una edad muy temprana.
La obligación del entrenador es seguir intentándolo.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es