RED EXPERIENCIAS INTERNACIONAL

Entrenadores españoles: Por fin en casa

Paco García ejerce en Brasil

25/10/2012


Tengo la suerte de estar en permanente contacto con entrenadores españoles de las Ligas Adecco o ejerciendo en el extranjero y sus mensajes me impregnan siempre de la esencia del auténtico baloncesto profesional.


MIGUEL PANADÉS

Muchos entrenadores de nuestro baloncesto se ven obligados a separarse físicamente de sus esposas e hijos para ir a trabajar a otra ciudad, a otro país. No tienen contratos millonarios ni seguridad profesional como para emprender aventuras en familia y, como muchos profesionales de otros sectores, deciden optar por esa alternativa difícil en lo personal pero rentable en lo profesional que es ir allá donde alguien les ofrezca un contrato aceptable para ejercer esa pasión – profesión que es la de entrenador. Estamos en días de emotivos reencuentros y sólo los que lo pasan saben el sentimiento en esas infinitas horas de soledad y distancia que han pasado durante los últimos meses.

Esa circunstancia no es nueva entre los entrenadores que están acostumbrados a hacer las maletas y moverse por España aunque sí lo es en cuanto a que ese destino se ha internacionalizado en los últimos años y hoy en día tenemos a casi tantos profesionales del banquillo trabajando en el extranjero repartidos por todos los continentes como en nuestras Ligas Profesionales. Siempre he valorado la valentía de los entrenadores que “se juegan la hipoteca” con sus respectivos equipos. Es decir, entrenadores cuyos contratos no difieren en la cifra del sueldo de muchos profesionales de otros sectores y que viven la inestabilidad de los resultados de sus equipos con la misma presión de quien puede perder el empleo y con ello la principal fuente de ingresos familiar. En el mundo del baloncesto hay muy pocos técnicos cuyos contratos les aseguren la posibilidad de años sabáticos y una inmensa mayoría de los que viven prácticamente al día, dependiendo de unos resultados, del rendimiento de unos jugadores.

Desde estas líneas mi más sincero homenaje a todos ellos, desde los que empiezan en esa aventura a los que siguen en ella tras décadas de profesión, a los que esperan día tras día esa llamada del representante ofreciendo una nueva alternativa profesional, a los que viven a miles de kilómetros de sus hijos y esposas y encuentran en Skipe esa herramienta fundamental para estar cerca de ellos. Reconocimiento a una profesión mucho más dura de lo que muchos puedan imaginarse al identificar la palabra Entrenador con esas figuras mediáticas beneficiadas de contratos millonarios y que aparecen en televisión demasiadas veces con rostros contrariados por lo deportivo pero con un buen colchón económico que amortiguará cualquier golpe.

No, el entrenador de baloncesto, en su inmensa mayoría, no disfruta de contratos millonarios aunque su presión y exigencia por ganar, por conducir un grupo de jugadores, por gestionar el entorno relacionado con prensa, directivos o aficionados sea la misma – si no mayor - que la de los conocidos referentes. Existe mucho entrenador profesional “invisible” que, estos días de Navidad, exprimirá las horas cerca de sus seres más queridos. Disfrutarlo amigos porque lo merecéis. Feliz Navidad.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es