RED EXPERIENCIAS FEB

La importancia del factor mental

06/11/2012


El Barcelona Regal B viajaba lanzado por la Adecco Oro y de pronto se vio arrasado en A Coruña cayendo por una diferencia exagerada. A las jóvenes promesas azulgranas no les bastó en ese partido con el extraordinario talento físico y técnico que sin duda atesoran.


MIGUEL PANADÉS

Podría sorprender ese resultado producido en A Coruña (93 – 56) pero, aún llamando la atención por lo abultado, vale la pena pararse en el análisis y recordar una conversación mantenida precisamente con el técnico del Barcelona Regal B para comprenderlo algo mejor. Los jóvenes talentos de nuestro baloncesto, en su transición de juniors a seniors, deben convivir con un cambio de escenario al que no están acostumbrados. Vienen de arrasar en los últimos años en la mayoría de partidos de sus respectivas ligas preferentes de formación, de ser dominadores entre los de su generación, de superar adversidades por su mejor físico, por su mejor calidad, individual y de conjunto. De pronto se ven metidos en ligas de adultos, frente a jugadores que ya llevan unos cuantos años superando estas diferencias iniciales hasta encontrarse a gusto en ese nuevo marco de juego. Aceptado el talento físico y técnico de nuestros mejores juniors es el factor mental el que se convierte en el caballo de batalla de los más jóvenes en sus primeros años como jugadores seniors.

Los altibajos, dentro de una temporada e incluso de un mismo partido, se convierten en características de equipos filiales compuestos por jugadores que en la mayoría de los casos no llegan a los veinte años. El técnico de Leyma Coruña Antonio Herrera ya sabe lo que es dirigir un filial – lo hizo con el Real Madrid B - y por lo tanto dónde incidir en la defensa para intentar desactivar las virtudes de esos extraordinarios jóvenes jugadores. Su equipo no está precisamente formado por jugadores veteranos pero sí tiene jugadores con esos dos, tres, cuatros años más de bagaje como para marcar diferencias en aspectos intangibles en la estadística pero fundamentales sobre el parquet.

Saber adaptarse a las características de los partidos, saber jugar en dificultad, en ambiente adverso, ante rivales que aprietan, con marcadores contrarios. Saber mantenerse dentro del partido aún navegando con viento en contra, sin descomponerse, sin bajar los brazos. Saber estar siempre preparados para afrontar un reto y el siguiente, y el siguiente y así durante uno, dos, tres y todos los meses de la temporada, sin flaquear, sin cansarse de remar, de sufrir, de progresar minima pero necesariamente. Son esas unas máximas que los jugadores más jóvenes deben aprender en sus primeros años en el baloncesto adulto. El Barcelona Regal B recibió una buena lección que, desde la inteligencia de su entrenador y la humildad de sus jugadores, sabrán rentabilizar de cara al futuro.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es