FORMACIÓN

El extraordinario nivel de la “zona baja”

12/11/2012


Todos los que presenciaron por Teledeporte el partido entre Lobe Huesca y Melilla baloncesto tomaron conciencia de la dificultad de una Adecco Oro que obliga a sus participantes una exigencia máxima. Fue un partido extraordinario.


MIGUEL PANADÉS

Estoy seguro que ni uno sólo de los entrenadores de la competición que presenció el partido televisado del domingo por la mañana pudo reprimir un gesto de preocupación comprobando como dos equipos situados en zona baja de la clasificación ofrecían toda una demostración de capacidad competitiva. La Adecco Oro, en su versión comprimida de catorce equipos, se convierte en todavía más exigente para todos aquellos que la disputan. Jugadores solventes conocedores del oficio, entrenadores capaces de organizar adecuadamente a sus equipos y tener la fuerza necesaria como para controlarlos y convertirlos en grupos consistentes, bien estructurados, serios en la disposición ofensiva, intensos en la defensiva. Todos ellos jugándose un puesto de trabajo vital en los tiempos que corren. Todos ellos aferrados al privilegio de ser profesionales del baloncesto, un estatus de enorme valor hoy en día.

Quim Costa y Gonzalo García afrontaron el partido con esa tensión contenida que provocan las rachas adversas prolongadas pero la sensación que ofrecieron sus respectivos equipos no fue la de conjuntos dañados en la moral o en la disposición por afrontar retos. Muy al contrario, Lobe Huesca y Melilla Baloncesto, necesitados de sumar victorias, mostraron un aspecto compacto y saludable, por momentos brillantes, que sin duda les ayudará a mejorar posiciones en la liga y a la vez conciencia a todos, sin excepción, de la dificultad de sobrevivir en una competición. Y cuando hablamos de conciencia, bien harían muchos jugadores jóvenes que aspiran a ser deportistas profesionales, en comprobar la mentalidad con la que se emplean los veteranos cuando de lo que se trata es de sobrevivir en esta profesión.

Es la fuerza de una competición en la que no hay diferencias abismales y por lo tanto en la que cuenta tanto la calidad como la ambición. Jugadores obligados a mantener una mentalidad madura, fuerte ante las dificultades, constante en los buenos momentos. Una competición de entrenadores que saben lo que es trabajar en el día a día, sin más futuro que el partido siguiente, sin dejarse llevar ni por ambientes de euforia o desánimo. Una competición en la que la tantas veces mencionada “Ley de la Pista” es la que determina el destino de sus equipos. Baloncesto es estado puro. Baloncesto en su esencia y en donde el esfuerzo y concentración máximos compensa cualquier otro tipo de carencia.

envía tu opinión a entrenadores@feb.es

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es