ENTRENAMIENTO

Una tortura desde el 4,60

05/12/2012


En la edición de hoy, Marca publica este reportaje de Nacho Duque sobre los tiros libres.


Nacho Duque; Marca


Acceder al reportaje

“Si los niños estuviesen tanto tiempo ensayando el tiro como pasan con los videojuegos, estarían ellos en los videojuegos”. Esta frase la acuñó Dave Hopla, el mejor experto mundial en tiro, que moldeó la mecánica de lanzamiento de Michael Jordan o Kobe Bryant, entre otros. El problema se agrava cuando los profesionales que aparecen en los videojuegos no la meten ni desde el tiro libre.

Dwight Howard firmó un pobre 9/21 el domingo en la derrota de los Lakers ante Orlando. Hay jugadores para los que ir a la línea de los 4,60 ha sido siempre un suplicio. Supermán es el último al que persigue esa maldición, pero en la historia de la NBA ha habido casos muy sonados.


Howard ha convertido a los Lakers en colistas de la NBA
El pívot más dominante de la Liga está lastrando a los Lakers en el apartado de tiros libres. Howard es quien más veces va a la línea (187) y también quien tiene peor porcentaje (46,5%). Tiene a 139 jugadores por delante. Los Lakers están en un 66,5% de acierto, pero sin él estarían en un 77,4% y subirían 21 puestos en la clasificación, serían novenos.

Dwight tiene el récord de tiros libres lanzados en un partido. En enero, cuando aún jugaba en Orlando, los Warriors le hicieron ir a la línea 39 veces. Batió un récord de Wilt Chamberlain con 50 años de antigüedad y que estaba cifrado en 34. Aquel día, Howard acertó con 21 de sus lanzamientos y su equipo ganó(109-117). El Hack-a-Dwight no funcionó.


O’Neal, sexto mejor anotador pese a naufragar en tiros libres
Shaquille O'Neal acabó su carrera con 28.596 puntos. Es el sexto máximo anotador en la historia de la NBA. “Si hubiera metido los tiros libres...” se lamentaba el día que superó los 28.000. El mítico pívot falló 5.317 a lo largo de toda su carrera. “Que yo promedie un 40% de acierto desde el tiro libre es una forma que tiene Dios de decir que nadie es perfecto. Si promediara el 90% no estaría bien”, bromeó en una ocasión. Acabó su carrera con un 52,7%. Shaq sólo experimentó cierta mejora después de trabajar con el entrenador australiano Ed Palubinskas, especialista en tiro. Le duró poco.

Su deficiencia la empezó a explotar Mike Dunleavy en 1999, cuando entrenaba a los Blazers. Portland ganó 97-82 a los Lakers después de que Shaquille hiciera 3/11 desde la línea de personal y, desconcertado por tanta falta en los últimos minutos, fuera expulsado por dos técnicas. En el siguiente encuentro lo hicieron los Mavericks de Don Nelson. Después, muchos más equipos. Aquel fue el origen del llamado Hack-a-Shaq.


Dudley falló de 17/18 tiros y 5 en una misma jugada
De entre todos los malos tiradores de libres de la historia de la NBA, pocos han vivido episodios tan humillantes como Chris Dudley. En 1990, cuando jugaba en los Nets, falló 17 de sus 18 tiros libres en la derrota de su equipo ante Indiana por 124-113. En ese encuentro, él también batió un récord de Chamberlain al errar en 13 ocasiones consecutivas.

En otro encuentro, en 1989, el pívot vivió un calvario concentrado
en cinco tiros libres en la misma jugada. Recibió una falta y acudió a la línea. Falló el primero. Falló el segundo, pero un rival entró en la zona antes de tiempo. Falló el tercero, pero otro rival se había adelantado. Falló el cuarto mientras otro jugador del equipo contrario hacía lo mismo. Aquello ya no era serio. Finalmente, por supuesto, falló también el quinto.


Chamberlain, el hombre de los 100 puntos, falló 5.805
Hasta el hombre récord de la NBA tenía un punto débil. Wilt Chamberlain finalizó su carrera con un 51,1% de acierto y 5.805 tiros libres fallados. Sus portentosos registros podían haber sido aún mayores de haber tenido más tino. El día que anotó 100 puntos sí estuvo inspirado: falló sólo cuatro de sus 32 lanzamientos.

Su incidencia en el juego fue tal que obligó a la NBA a cambiar algunas reglas del juego. También una referente a los tiros libres. Los equipos eran conscientes de la mala puntería de Wilt, así que en finales apretados de los partidos, siempre iban a hacerle falta aunque no tuviera el balón. Él, consciente de su problema, trataba de que no le alcanzaran y corría por toda la pista esquivando rivales como si se tratara de un juego infantil. Surrealista. Aquello terminó cuando la Liga puso la norma de tiros libres y posesión para el equipo que recibiera una falta sobre un jugador que no estuviera en posesión del balón ni tuviera intención de pelearlo.


Ben Wallace, el peor en tiros libres de todos los tiempos
Ben Wallace aparece en los libros de la NBA como el peor lanzador de la historia, con al menos 1.000 tiros libres fallados y un 41,4% de acierto. En ninguna de sus 16 temporadas alcanzó el 50%. Llegaron a ser famosos sus lanzamientos en los que se quedaba tan corto o el balón se desviaba tanto que ni siquiera tocaba el aro.

Extraordinario taponador y reboteador, los tiros libres fueron su cruz. Con él también se ensañaron los equipos rivales. Sufrió el Hack-a-Ben, especialmente cuando los Clippers, en 2005, le llevaron a la línea 20 veces en el último cuarto, récord en la historia de la NBA. Ben anotó sólo cinco, pero su equipo, Detroit, ganó 101-109.


Biedrins-Kwame Brown, un dúo terrorífico desde el 4,60
Los Warriors de la temporada pasada se atrevieron a juntar en el mismo equipo a dos de los peores lanzadores de tiros libres de la NBA. El letón Andris Biedrins y Kwame Brown. El primero, un clásico de los vídeos de Internet gracias a sus airballs, promedia un 50,5% a lo largo de su carrera, con un mínimo del 11%, firmado el curso pasado tras lanzar sólo nueve tiros libres (1/9).

El segundo afina sólo un poco más, y llega hasta el 57,2%. En los seis partidos que jugaron juntos se combinaron para hacer 10/27. Brown se lesionó, pero habría sido interesante saber hasta dónde habrían llegado sus porcentajes.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es