ENTRENAMIENTO

Potenciar las virtudes, disimular defectos

El Real Madrid alcanzó el título (Foto: ACB)

20/06/2013


Hace aproximadamente un año Jota Cuspinera, entrenador ayudante de Pablo Laso, resaltaba una frase que adquiere actualmente un gran sentido y explica las razones del éxito del Real Madrid: “Hay que valorar a los jugadores por sus virtudes más que por sus defectos”.


MIGUEL PANADÉS / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Seguramente una de las razones por las que tanto el Barcelona como el Real Madrid han conseguido sus mayores éxitos de la mano de entrenadores españoles – últimamente Pascual, Laso, antes Plaza… y mucho antes Aíto o Lolo Sainz - es el conocimiento de las virtudes de muchos jugadores nacionales y con ese conocimiento, la admiración por sus habilidades. A partir de ese conocimiento profundo de esos talentos desde que eran muy jóvenes hasta su explosión en la élite, es cuando toma relevancia esa reflexión de Jota Cuspinera, ahora entrenador ayudante de Laso, antes de un ilustre como Messina. Todos los jugadores, incluso los más grandes, alternan virtudes con limitaciones. Unos son excelentes anotadores y no tanto defensores, otros poseen capacidad para dirigir más que para finalizar, otros más bien al contrario o, como en el caso del protagonista de la final, Felipe Reyes, poseen el don de saber cazar esos rebotes que la lógica siempre llevaría a las manos de tipos que le sacan más centímetros que él. El éxito de Laso en el Real Madrid de jugadores con la singularidad de Sergio Rodríguez, Llull, Carroll, Mirotic, Begic… o Felipe, por citar unos cuantos, ha sido potenciar las habilidades de cada uno y, a partir de ahí, intentar mejorar los defectos que pudiesen tener. Parecerá una reflexión obvia pero es bien sabido que hay entrenadores de reconocido prestigio obsesionados exageradamente en exigir un rendimiento determinado a jugadores cuyas virtudes están en otros parámetros.

Partiendo de la voluntad del jugador, valorar y premiar las virtudes seguramente consigue motivar para mejorar los defectos. Si Navarro tiene su espacio para poder desarrollar ese baloncesto maravilloso que genera cuando tiene el balón seguramente se sentirá mucho más ilusionado en trabajar atrás. Si Carroll tiene licencia para esos triples que sólo él ejecuta demostrará, contra lo que tantas veces se ha oído, que puede ser un buen defensor. Pablo Laso reunió en su equipo talentos como Lull o Sergio Rodríguez, tipos a los que los que los reiterados límites de velocidad pueden acabar con sus virtudes, y diseñó un estilo de juego basado en esas habilidades de los “motores” de su equipo dejándoles expresarse en la pista como realmente son ellos, con sus habilidades, muchas, y sus también defectos.

Los entrenadores de alto nivel tienen todos unas capacidades indiscutibles, unos conocimientos tácticos fuera de duda y una experiencia, ya sea por trayectoria como jugador o por su formación como entrenadores, evidente. Pero hay un componente que marca las diferencias a la hora de sacar el mayor rendimiento de esas plantillas repletas de buenos jugadores y es, desde ese conocimiento técnico, la capacidad de esos “directores” para que los actores, los protagonistas, los jugadores, brillen. Laso, como Pascual, al igual que los jugadores, tiene virtudes y también defectos. Se le puede juzgar como se quiera pero el técnico del Real Madrid ha demostrado una habilidad especial a la hora de gestionar los talentos dando muchísimo sentido a esa brillante reflexión de Jota Cuspinera. Ha valorado a sus jugadores más por sus virtudes que pos sus defectos y, seguramente, ha sido a partir de ahí desde donde ha construido el triunfo.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es