SELECCIONES

Ni altos ni fuertes, que compitan

09/08/2013


LA FEB explica a Marca en su publicación de ayer las claves de su eficaz método de detección de talento.


Jesús Sánchez - Marca

La selección femenina de baloncesto sub 16 ganó ayer a Rusia en el Europeo de la categoría para llegar a cuartos con un registro inmaculado: seis victorias en seis partidos. La masculina inicia hoy el campeonato en Kiev. Hasta ese punto, el bautizo internacional en una competición oficial, la FEB ha tutelado a 177 jugadores con 58 técnicos durante tres años. El aprendizaje en la Academia de Iniciación al Baloncesto, como la llaman, ha concluido.

Los descubren a los 12 años con una estructura que involucra a las Federaciones de las comunidades autónomas en un torneo nacional de minibasket. Se buscan chicos y chicas que compitan, no a los más altos ni los más virtuosos. Pretenden, sobre todo, ilusionarles. El colofón a este método, en el que se implican también a clubes y colegios, es la mejor cantera de Europa, posiblemente del mundo, de baloncesto.

Una semana al año, la Federación organiza en San Fernando un torneo de minibasket en el que participan las 19 comunidades autónomas. Allí se reunen 256 niños de 12 años para jugar el torneo masculino y femenino. El trabajo previo lo han hecho las Federaciones autonómicas. Ellas son las que detectan a jugadores en los colegios y se encargan de alentarlos todo el año para que defiendan a su autonomía en el torneo de mini.

El primer contacto con la Federación Española se desarrolla allí, en esos días, en los que los chavales compiten por primera vez, han salido de casa, tienen compañeros e intentan aguantar la presión de ganar. Lo cuenta Ángel Palmi, director deportivo de la FEB: “Nuestros técnicos, al margen de ver los partidos, conviven con los técnicos y directivos que han montado estas selecciones. Escuchamos y vemos. La experiencia nos ha demostrado que a esas edades no hay certezas, hay intuiciones”.

¿Qué busca un ojeador de la FEB? “A esta edad los niños se detectan solos. Siempre hay jugadores que destacan por su capacidad técnica o por su desarrollo físico. Para nosotros es fundamental la capacidad competitiva. Ya no buscamos al más alto ni al que mete 30 puntos. Buscamos al niño y a la niña que compiten por lograr un objetivo: meter una canasta, impedirla, ganar un partido”.

Primeros torneos

La FEB elabora una listas y empieza la Academia de Iniciación con niños de 13, 14 y 15 años. A los 14 compiten por primera vez contra chicos de otros países en un torneo no oficial que se juega en Eslovenia. Es su primer campeonato serio. A los 15, la Federación y las de Grecia, Italia y Turquía organizan el Torneo de la Amistad, la antesala de un Europeo. La rueda no para de girar y el modelo es envidiado. Sólo en los Europeos femeninos sub 16, España ha ganado siete de los últimos nueve títulos.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es