RED EXPERIENCIAS FEB

Gonzalo García: "Orenga es un entrenador excelente"

22/10/2013


Con la sonrisa en el rostro siempre para enfocar el trabajo dentro y fuera de la pista, Gonzalo García de Vitoria se ha hecho a sí mismo no con pocas influencias pero sí con una filosofía clara: divertirse y crecer con el baloncesto tanto en la victoria como en la derrota.


XAVI OLTRA

Desde sus inicios colegiales en Bilbao hasta su reciente proyecto en Ourense no ha parado de progresar, aprender y seguir “en formación”, como él dice. Hijo de Josean García, ex jugador de Primera División, los caminos de este técnico de 41 años con dos décadas en el mundo de la canasta no podían alejarse lógicamente mucho del baloncesto. Su traslado familiar a Madrid con 16 años le acercó aún más a este deporte.

Muy cercano en el trato y con experiencias iniciales no sólo como jugador y técnico sino también como directivo, director de cantera e incluso árbitro le llevaron a acumular un interesante bagaje para afrontar su carrera. Miguel Ángel Martín fue quizás una de las figuras que más le marcó en sus primeros pasos importantes en su adorada LEB. La Liga EBA, la cuál elogia de forma vehemente, acabó de armar su libro de estilo antes de dar su primer gran salto primero a Burgos y luego a Melilla, donde ganó la Copa Príncipe en 2010. Con más de 150 partidos a sus espaldas en la Adecco Oro ha saboreado y disfrutado de la experiencia de trabajar con el Método FEB, un nombre que afirma gustarle mucho.

Casi abogado (le faltan seis asignaturas) y comprometido durante siete años con la Asociación del Deporte contra la Droga, Gonzalo García, nuevo técnico del Ourense, afronta nuevos retos y muchas horas en las oficinas del ‘Pazo dos Deportes’ echando una mirada a su pasado, lleno de experiencias, enseñanzas y mucho baloncesto.


Sus inicios en el baloncesto se remontan a su Bilbao natal y con una influencia paternal clara…
Empecé a jugar en los Agustinos en Bilbao. Era una escuela donde se hacían muchos deportes y me gustaba también el fútbol, como a casi todos los niños. Además lo hacía bien. Pero cuando llegó la hora de escoger, con 10, 11 años, ni me lo pensé. No sé si quizás lo llevaba en los genes. La verdad es que mi padre no era un forofo y me dejaba hacer. Yo iba con él a La Casilla a ver partidos, pero él no le gustaba ir mucho porque se ponía muy nervioso. Prefería ver fútbol por la televisión. Veíamos en La Casilla a JJ Davalillo, Joe Kopicki… el Caja Bilbao. Ahora mi padre sí que es muy fan y viene a verme a muchos partidos.


¿Cuándo empezó a percibir el gusanillo por entrenar?
Luego en Madrid, al trasladarnos, ya disputaba una Liga interna en el colegio. Pero mientras jugaba en el equipo A, también dirigía el C. Siempre me gustó dirigir… En el Instituto cogí un equipo B de chicas y ganamos la Liga.


…y se le ocurrió muy joven fundar un club de baloncesto…
Con mi primer y mejor amigo de Madrid, al que le debo mucho, fundamos el club Pozuelo. Ahí estuve muchos años. Él tuvo una enfermedad y murió hace cuatro años. Siempre le decía, ¿dime qué es lo que quieres que haga y lo haré?... Él sólo me pidió que subiera a la ACB. Y es una espina que tengo lógicamente por la relación que tuve con él.


“MIGUEL ÁNGEL MARTÍN DECÍA QUE HAY QUE ESTAR TRANQUILO PARA AFRONTAR MUCHAS SITUACIONES”


¿Cómo le influenció su primera experiencia seria en la Universidad Complutense?
Yo era un loco del baloncesto. Miguel Ángel Martín también y me enseñó una cosa muy importante. Me dijo que ser entrenador no supone sólo entrenar. Hay otras cosas como relacionarse con los jugadores, los descansos, tu vida familiar… Todo ello son cosas que al final te pueden hacer ser mejor entrenador. En el baloncesto profesional, me decía que seguro que yo sabía más cosas tácticamente que él, pero me dio otras perspectivas. Decía que hay que saber estar tranquilo para afrontar muchas situaciones.


Allí empezó a contactar con la élite y crecer como entrenador…
Tuve jugadores muy buenos. Nacho Yáñez, Juanjo Ayuso, Javi Simón… Son jugadores que me ayudaron mucho. Yo aún estaba muy verde y ellos me echaron una mano en el ‘scouting’, etc. Con esta gente lógicamente me tuve que obligar mucho a trabajar al máximo para estar a la altura. También compartí vestuario con Arranz, Pedro Rivero, Lampe, André Turner… Turner era una auténtica estrella de este deporte. Lo fuimos a buscar al aeropuerto yo y un compañero y después de dejarlo en la habitación los dos nos dimos cuenta de que lo más grande que habíamos hecho hasta ahora en el baloncesto era compartir ascensor con André Turner…


“ME GUSTA EL BALONCESTO ALEGRE, OFENSIVO Y DAR LIBERTAD AL JUGADOR, QUE ELIJA”


¿Cuáles fueron sus primeras pautas en cuánto estilo de juego al debutar como primero?
En Pozuelo, ya como primero en LEB-2, apliqué un baloncesto que por mi forma de ser era un baloncesto alegre, ofensivo, de correr… Me siento más contento haciendo este baloncesto. La verdad es que aún estaba verde y ahora lo veo un poco lejano todo. Estábamos vinculados al Madrid. La vida te enseña en todo momento y en esa situación había que empezar a gestionar un presupuesto bajo… Por mi estilo me gusta dar libertad al jugador, que elija. No siempre el balón va ir ahí… Con jugadores inteligentes puedes hacer que tomen decisiones buenas. Al fin y al cabo, si el juego es aburrido ellos lo notan. Y tienen que divertirse.


¿Cómo valora su paso por la Liga EBA?
Mi experiencia en la Liga EBA fue excelente, fenomenal. Para mí toda esa etapa fue una fase de formación. Y aún considero lógicamente que estoy en formación. En Hellín di el gran salto. Era la primera vez que iba fuera de casa. Recuerdo que el club éramos los diez jugadores y yo. En este momento no había ni fisio, ni médico… Guadalajara estaba muy estructurado y tuve un gran director deportivo conmigo. Fueron años muy buenos y muy importantes en mi formación.


“EL NIVEL DE ENTRENADORES DE LA EBA, UNA LIGA MUY BUENA, ERA ALTÍSIMO”


Parece ser que la EBA le marcó mucho como técnico profesional…
Cuando acabo un año y empiezo otro, la verdad es que me veo mejor, más preparado, y eso es muy importante para mí. Quizás cuando llegué a la Liga EBA podía pensar que iba un poco sobrado y tal por haber estado con grandes jugadores y en dos años en LEB. Pero el nivel de entrenadores de la Liga EBA era altísimo. Era una Liga muy buena, con muchas trampas tácticas… Me tuve que poner las pilas porque había mucho nivel en los técnicos. Me pareció una competición buenísima en la que crecí muchísimo como entrenador. Mi bagaje táctico creció mucho también gracias a la EBA.


¿Qué opina sobre la Adecco Oro y lo que ha supuesto para muchos jugadores?
La Adecco Oro para mí es una Liga excepcional, en la que se hace muy buen baloncesto. Los jugadores de fuera son muy buenos y la gente nacional tiene mucha calidad. Por algo ha sido durante muchos años la quinta mejor liga de Europa. Pasaban jugadores que estaban en crecimiento como Scola o Splitter u otro tipo de jugadores como Joan Peñarroya, Joe Alonso, Juan Espil o Juanjo Bernabé. Ahora mismo y por la situación actual se están sacando jugadores jóvenes en esta competición y en el futuro será positivo.


“LA ADECCO ORO ES UNA LIGA EXCEPCIONAL EN LA QUE SE HACE MUY BUEN BALONCESTO”


¿Es tan exigente la Adecco Oro como parece tanto para técnicos como para jugadores?
Es una Liga muy táctica, con trampas. Igual te hacen una zona ‘press’ 1-3-1 toda la pista que luego se convierte en individual al pasar medio campo y que acaba en zona después de un bloqueo directo… Casadevall, por ejemplo, después de tiempo muerto siempre se pone en zona, pero tras el primer o segundo pase puede convertirse la defensa en individual, dependiendo de los ajustes. Las trampas tácticas están a la orden del día. Todo ello te obliga a pensar, a ajustar, a preparar muy bien los partidos. Tenemos más posibilidades para hacer cosas quizás en la Oro que en la ACB, donde hay mayor exigencia y menos permisividad a la derrota. En la Adecco Oro hay más respeto y más opciones para disfrutar la Liga. Txus Vidorreta me decía una opinión que comparto plenamente: la Liga no sólo es de los jugadores, yo también quiero jugarla y participar. Otros técnicos como Pedro Martínez o Julio Lamas aseguran que la Oro les ayudó muchísimo en su formación.


Su etapa en Melilla le ha acabado de consolidar como técnico en Ligas Adecco…
Paco Olmos insistió mucho en que fuera a Melilla. Yo le hacía el ‘scouting’. Él es muy buen entrenador durante la semana, pero es que además es muy bueno leyendo al rival durante la semana y sacando conclusiones. Es un entrenador puro de Adecco y lo ha hecho increíble en Puerto Rico. Creo que me he asentado de forma definitiva en la Liga. Melilla ha sido una etapa muy importante en la que he pasado buenos y malos momentos. Esto te hace ser un buen entrenador si sabes llevarlo. Adquirí mucha experiencia y crecí mucho como entrenador. Al ganar y llevar una buena racha arriesgas más tácticamente y pruebas cosas. En la final de Copa 2010 preparamos una idea: llegar al último cuarto y que tras pedir tiempo muerto Menorca hacer una defensa nueva. Preparamos esa defensa mucho tiempo. En la final Paco Olmos pidió tiempo muerto al final y ese riesgo nos salió bien. Ganamos. Cuando pierdes, lógicamente el miedo te hace ser tácticamente más justo.


“EL TRABAJO DE LA FEB ESTÁ MUY BIEN HECHO Y NO ES FLOR DE UN DÍA”


¿Cómo fue su experiencia con selecciones y su contacto con el Método FEB?
El primer año estuve con Juan Antonio Orenga, que me parece un entrenador excelente, además de ser una de las personas más honradas con las que me he encontrado. En el segundo año estuve más dentro todavía ya que coordiné la categoría júnior. Trabajé bastante el Método FEB, un nombre que me gusta. Fui a torneos, vi vídeos… Estuve trabajando junto con Manolo Aller. Creo que no es flor de un día. Puedes tener un año suerte y conseguir seis medallas. Pero si es cada año… Creo que es un trabajo muy bien hecho por la FEB. La obsesión de anteponer el talento del jugador antes que la táctica me parece muy positivo. El baloncesto español está en un gran momento y se reflejado en el primer equipo. Y creo que así va a seguir siendo los próximos años.


El haber pasado buenos y malos momentos en su carrera le habrá hecho madurar mucho…
Por mi forma de ser no me vengo muy arriba con los éxitos. Lo aprendí de Miguel Ángel Martín. Reconozco que en los inicios estaba muy eufórico cuando ganaba y me venía muy abajo cuando perdía. Cuando conseguimos la Copa, no me vine arriba ni pensé que era el mejor. Son situaciones que le han pasado a grandes técnicos como Aíto, Pedro Martínez… a los cuáles no me puedo comparar. Si pierdes tienes que saberlo llevar mentalmente. Hay que estar tranquilos ante la derrota, más juntos, pensar más las cosas… y tampoco eufórico cuando ganas.


¿Qué tipo de trato y dirección ofrece a sus jugadores?
Necesito gente honrada en mi equipo, que se involucre. Por mi forma de tratar al jugador me gusta más convencer que imponer. Me gusta escuchar al jugador, sus sensaciones, sus conocimientos… que vaya conmigo. Con el látigo no me siento cómodo.


¿Qué le depara el futuro en Ourense?
Después del último año en Melilla estoy encantado de poder trabajar. Estoy con muchas ganas y con un grupo humano muy bueno en el club. Estoy muy ilusionado y contento, y espero poder estar aquí en Ourense mucho tiempo.


Currículum de Gonzalo García de Vitoria:
00/03 Universidad Complutense (LEB-2 y LEB)
03/04 Pozuelo (LEB-2)
04/05 Hellín (EBA)
05/07 Guadalajara (EBA)
06/08 Selecciones U20 y U18 en el Europeo
06/08 Burgos (LEB)
08/13 Melilla (Adecco Oro)
13/14 Ourense (Adecco Oro)

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es