RED EXPERIENCIAS INTERNACIONAL

Miguel Ángel Zapata, enseñando y aprendiendo basket en Irán

25/10/2013


La historia de Miguel Ángel Zapata (Granada, 1980) puede ser la de cualquier español, otro más, que hace las maletas para buscar un trabajo fuera de su país. Zapata es entrenador, desde hace mucho tiempo y como muchos de sus colegas, ha cogido el pasaporte para seguir viviendo del baloncesto.


DPTO. COMUNICACIÓN DE LA AEEB

Se marchó a Irán en septiembre, destino exótico, punto de referencia mundial problemático por muchas cosas, pero que a su vez da importancia al baloncesto. Zapata será el entrenador ayudante en el Afra Khalij, donde coincidirá con los españoles Sergio Pinzas y Eduardo Hernández- Sonseca. Con el primero, preparador físico, ya disfrutó de buenos años en Granada y también vivió allí la disolución agónica del club en 2012. Porque Zapata fue mucho tiempo entrenador asistente en el mítico CB Granada. Y el destino le dio, en febrero de 2012, la oportunidad de pilotar la nave nazarí en Adecco Oro. Pero era un regalo envenado más bien, porque tras la destitución de Curro Segura, aquello no se podía coger por ningún lado. Zapata hizo lo que pudo en su primera experiencia como entrenador jefe y de aquel trabajo le vino el ser ayudante de Rubén Perelló en el Alicante, con el que consiguió el ascenso, no materializado, a la Liga Endesa el pasado junio.

El Lucentum Alicante, sumido en la crisis, tuvo bajar hasta Liga Nacional, Perelló encontró acomodo como ayudante en el Melilla y Zapata hizo las maletas para Asia.

“Irán es un país y una Liga la iraní que quieren crecer y por eso en parte estoy aquí. El entrenador Hasan es un enamorado de selección española y de la Liga ACB y tiene su sueño (como todo el mundo) de convertir un club en el que lleva más de 20 años en algo con el sello ‘made in Spain’. Obviamente, va ser una tarea difícil, algo de lo cual él es consciente. Hasan sabe que será un proyecto a largo plazo, ya que es un club sin ninguna infraestructura y prácticamente novato en la Superliga iraní”, cuenta para la AEEB Miguel Ángel Zapata desde la capital de Irán, Teherán.

El intento crecimiento del club Afra Khalij viene respaldado por una fuerte inversión económica. “Ha sido comprado este año por un holding de importantes empresas en Teherán, donde puedes encontrar desde empresas de petróleo hasta aceite de oliva. Como dato curioso cabe decir que el director general es dueño de la compañía de aceite de oliva y que, sin saber mucho de baloncesto, entra a las charlas de partido y se sienta en el banquillo”. Una realidad que cuenta Zapata y que ya han vivido otros entrenadores en otros países.

¿Cómo es el baloncesto iraní? ¿Cómo se trabaja?

“Desde que llegue el primer día me di cuenta que mi mayor dificultad sería el idioma ya que solo cuatro jugadores de la plantilla entienden y hablan inglés y el resto únicamente farsi, inaccesible para mí actualmente, pero que con el paso de los días espero mejorar para adaptarme todo lo que pueda a ellos”.

“Los jugadores tienen un buen nivel físico, pero su asignatura pendiente es claramente la parcela táctica y técnica. En ella me puse a trabajar desde el primer entrenamiento. Tienen muchas influencias del baloncesto americano ya que en su mayoría es el único que ven, de manera que es fácil observar muchas situaciones de un atacante contra varios defensores, con su correspondiente perdida de balón”.

“Cabe destacar que les pareció extraño que en mi primer entrenamiento jugara situaciones reducidas sin defensa ya que para ellos, o al menos para este club, no estaban acostumbrados a este tipo de situaciones, no entienden el baloncesto sin defensa para ir introduciendo conceptos. Por suerte, desde el primer momento el entrenador me ha dado total libertad para trabajar con mi ideas y metodología”.


Introducción paulatina de ideas y de conceptos en un baloncesto de aceptable nivel

El choque del baloncesto que trae Zapata con el que ve en Irán, en su equipo, es grande, de ahí que busque poco a poco introducir mejoras y nuevas ideas europeas, porque hay carencias en muchos niveles.

“Tampoco están acostumbrados al trabajo de scout de vídeo, ni del rival ni a nivel propio. Todas estas cosas son las que intento ir metiendo poco a poco en la dinámica de equipo. Es curioso ver el tremendo respeto que los jugadores tienen a los entrenadores, donde tanto al principio como al final del entrenamiento vienen a darte la mano y a darte las gracias”.

Zapata, excelente conocedor de la Adecco Oro, al igual que Pinzas y el jugador Hernández-Sonseca, cree que este último se puede convertir en el MVP de una competición de un nivel parecido al de la Oro “si nos ponemos a mirar de la mitad de la tabla hacia abajo”.

“Los equipos pueden fichar dos extranjeros, pero durante la Fase Regular solo puede haber uno en pista, y ya en play off pueden jugar los dos a la vez. La competición dura solo seis meses y luego los dos primeros juegan la Liga Asiática, nuestra Euroliga, que es el objetivo del club Afra Khalij”

Zapata es respetado por el entrenador jefe, por los jugadores ansiosos de aprender, y no siente tanto la lejanía de España con compañeros como Pinzas o Sonseca. Un lugar lejano, Teherán, muy poblado, totalmente diferente a lo que ha vivido en Occidente, pero un sitio ideal para seguir en la rueda, que al final se trata de eso.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es