RED EXPERIENCIAS FEB

Quim Costa: "Esta es la mejor generación de la historia del baloncesto español"

11/12/2013


Poca presentación necesita el mítico base catalán de los 80 y 90, que brilló en Badalona, logró cinco Ligas y tres Copas del Rey con el FC Barcelona y vistió la camiseta nacional en 71 ocasiones. Quim Costa maravilló como jugador por su intensidad, carácter y capacidad defensiva.


XAVI OLTRA

Nacido en Badalona hace 56 años, tuvo una carrera longeva en las pistas (se retiró a los 36 en Girona aunque con 40 disputó dos partidos con el Joventut) en las que dejó algún récord memorable como el de sus 18 asistencias en un partido, precisamente en su última etapa. Mimbres más que sobrados para labrarse una sólida carrera como técnico, que llega este año a las 20 temporadas…

Su auto exigencia y carácter los trasladó desde el primer día a los banquillos, trabajando por aquel entonces con joyas de la cantera ‘culé’ como Pau Gasol. De la mano de su gran referencia, el histórico Aíto García Reneses, Quim Costa se ha desarrollado como técnico y ha visto crecer y triunfar a jugadores de primera línea europea y mundial. Se ha empapado en diversas etapas del exitoso método Aíto, el cual ha creado algo más que escuela en el baloncesto español. Un magisterio de lujo para poder aplicar después en su carrera ‘en solitario’ en Huelva, Alicante y Huesca su filosofía detallista y exigente, que no entiende de especulaciones y sí de actividad.

La Adecco Oro se ha convertido en su hábitat en las últimas 11 temporadas, con un parón de tres años en Málaga dirigiendo de nuevo junto al ‘maestro’ Aíto, al que acompañó en la Plata de los Juegos Olímpicos de Pekín. Un recorrido en la Oro denso e intenso en el que alcanzó en cuatro ocasiones los ‘playoff’ de ascenso a la ACB. Una categoría a la que tarde o temprano podría regresar. Por conocimientos, experiencia y trayectoria no será, aunque él prefiere trabajar con ilusión y disfrutando del baloncesto, sea en la categoría que sea.


En su caso, sus inicios en el mundo de la canasta tienen fuertes raíces familiares…
Comencé por un tema familiar. Mi padre había jugado y era entrenador. Yo empecé en un pueblo, en Llinars del Vallés. Por temas de trabajo mi padre tuvo que desplazarse allí. Él creó un club, en el que jugábamos, también mis hermanos mayores. Con 10, 11 años volvimos a Badalona y jugué en el Círcol Católic. Recuerdo en mi etapa de mini básquet que se llamaba torneo Coca-Cola, con el cártel de Coca-Cola en los tableros. Desde mini hasta júnior, hasta que debuté con el primer equipo, me entrenó mi padre. Lógicamente eso suponía ventajas e inconvenientes. Para que los compañeros vieran que no había un trato de favor mi padre me llamaba Costa en lugar de llamarme Quim o Joaquim.


¿Quiénes son las personas que le influencian más inicialmente en su carrera como jugador?
Debuté en Primera División siendo júnior de primer año. Hasta los 24, 25 años sólo tuve dos entrenadores: mi padre y Aíto García Reneses. Los dos tuvieron claramente una incidencia en mi formación de baloncesto. Fueron influencias muy grandes. Luego investigando, adquiriendo conocimientos, etc. he ido añadiendo cosas y formando mi propia forma. He modulado poco a poco una forma de entrenar que ahora ya es mía. Aprendí que lo más importante es el esfuerzo y el trabajo, que para conseguir algo no se puede lograr sin esforzarse. Lo más significativo fue esa cultura del esfuerzo que me inculcaron e introdujeron.


“Con mi padre y Aíto aprendí lo que es la cultura del esfuerzo”


La verdad es que su trayectoria como jugador es para estar orgulloso…
De ser un chico de Badalona que entrenaba dos o tres días a la semana en un campo de cemento a llegar a la Primera División, a un alto nivel, jugar competiciones europeas, Campeonatos del Mundo, de Europa… No pienso mucho, pero creo que ha estado muy bien.


Incluso aún mantiene el récord de asistencias en un partido, 18…
La verdad es que no lo tengo muy presente. Son cosas del pasado, de las que no se pueden vivir. Sí que es verdad que a veces alguien me lo recuerda, como ahora tú mismo. No tiene más importancia. Es un dato estadístico. Después de tantos años que esté aún este récord es anecdótico, porque el pasado ya está. Poco vale. Vale más el presente inmediato, reciclarse, estar vivo y activo y no quedarse atrás.


¿Le ayudó como técnico el haber sido un jugador de élite?
Creo que al principio de todo pensaba que sería más fácil. Pensaba que el hecho de haber sido jugador me podía beneficiar… No es exactamente así. La sociedad y el baloncesto han ido evolucionado de una forma diferente. Siendo entrenador pensé que el jugador reaccionaría como yo lo hacía, que aceptaría igual la crítica, la disciplina, el esfuerzo… Pensaba que el jugador se lo tomaría como yo me lo tomaba. Vi que no, que actualmente hay un mundo diferente. Fue un error que cometí al principio. Ahora lo entiendo mejor. No es que sea ahora más blando. No creo que sea eso. Sí que entiendo más al jugador y dialogo más con él dentro y fuera de la pista. Entiendo más sus inquietudes, temores, inseguridades… A veces lo consigues y otras veces no. Antes quizás pensaba que todo eso eran ‘pamplinas’. Desde el punto de vista emocional y psicológico hay aspectos importantes.


¿Su visión del juego ha estado siempre muy influenciada por la figura de Aíto?
Muchas veces quizás he tenido el cartel y he estado marcado como entrenador defensivo en todos mis equipos. A veces posiblemente puedo haber estado influenciado por Aíto o también por el tema de mis características como jugador cuando estaba en el Barcelona. Me llama la atención que me cataloguen como entrenador defensivo. Quizás tenga un punto más de exigencia, pero los jugadores que tengo o he tenido no es que le dediquen muchas más horas a la defensa. Simplemente hay un punto más de exigencia. Mis equipos tienen un componente de actividad defensiva más que otros. Todos los tipos de defensa (individual, zona, variantes…) están más enfocadas a la actividad, agresividad e intensidad. Otros prefieren más el desconcierto del rival, la confusión… Este tipo de defensas no las utilizo mucho. Me gusta tanto el ataque como la defensa. Pretendo un baloncesto rápido, vivo y agresivo en todos los aspectos. El jugador siempre tiene que estar activo.


“Pretendo un baloncesto rápido y agresivo, con un punto más de exigencia en defensa”


¿Cómo vivió su debut en un banquillo ACB en Girona?
Creo que fue una experiencia un poco difícil, viéndolo ahora con perspectiva y madurez. Yo aún sentía esa mentalidad de jugador, como te decía antes. Sí que había entrenado en algún Campus y algún equipo de mini, pero de pronto me encontré con un equipo profesional y además con un presupuesto limitado. Fue difícil, pero creo que lo solventé bien. Me ayudó mucho a evolucionar como entrenador.


En su trabajo de cantera en el Barcelona vio pasar nombres ahora históricos…
Es diferente entrenar un equipo profesional, con jugadores de 27, 30 años, que un equipo de cantera. Hay que ser riguroso, exigente y transmitir a los jugadores de cantera que si no se esfuerzan no jugarán. Hay que transmitirlo a los jugadores jóvenes. A veces en una sociedad tan individualizada, en la que sólo vale ganar y el presente inmediato sin ver lo que se está invirtiendo, es difícil que los más jóvenes lo entiendan. En aquella época fue director deportivo del Barcelona y la verdad es que sacamos muchos jugadores. No ha vuelto a suceder. Nunca ha habido en el club una promoción en la que tantos jugadores hayan llegado al primer equipo. Navarro, Pau Gasol, Marc Gasol (era cadete), Sada, Xavi Rey… Con todos los entrenadores de cantera conseguimos transmitir esa tipología de juego y baloncesto. El júnior, cadete, infantil… incluso el primer equipo, todos jugaban con la misma línea. Un poco como pasa ahora con el equipo de fútbol del club. En aquellos años ya lo hacíamos en baloncesto. Dio una generación que si no fuera porque algunos han marchado estarían todos en el primer equipo del Barcelona.


“En mi época de director deportivo del Barcelona, nunca ha habido una promoción de tantos jugadores que hayan llegado al primer equipo”


¿Qué opina sobre la exitosa generación que ha cosechado tantos éxitos con la selección?
Es la mejor generación que ha tenido en la historia el baloncesto español. No sólo por su talento técnico sino también físico. Aparte de los jugadores que he nombrado también estaba por ejemplo Raúl López… Jugadores que han sido capaces de trabajar mucho y a un alto nivel. Hace 20 años para nosotros era inimaginable que hubiera esta generación. A nosotros nos costaba mucho volver a ganar. Esta generación lleva cinco, seis, siete años en primer nivel. Y eso es muy difícil. Es una combinación de talento, ambición y capacidad de trabajo.


¿Qué recuerdos tiene de su experiencia en los Juegos Olímpicos de Pekín?
Para mí fue una muy buena experiencia. Como jugador por desgracia no estuve nunca en ninguna Olimpiada. El hecho de estar en Pekín como asistente lo tengo como un gran recuerdo. En Barcelona 92 estuve como espectador. La verdad es que fue una gran experiencia y de la que guardo un gran recuerdo con mucho cariño.


¿Cómo fue su paso por el Unicaja de Málaga?, ¿no habría sido mejor seguir su carrera como primer entrenador en otro club?
En el momento que me fui a Málaga pensé que era lo mejor. Pero pasado el tiempo y tras dos, tres años en Huesca, quizás no fue la mejor elección. Primero porque era ayudante y segundo porque viendo ahora como fue todo, no fue lo bien que debía ir. Con el tiempo, creo quizás que me equivoqué.


¿Hasta dónde puede llegar esta temporada el Peñas Huesca?
No sé cuál es nuestro techo. Cuando empezamos la temporada lo hacemos con ilusión y esperanzas, con ganas de salir adelante. El objetivo es no bajar, quizás desde el punto de vista clasificatorio. Pero en mi interior lo que quiero es trabajar con ilusión y pasarlo bien, disfrutar de lo que estoy haciendo. Por el tema económico y por un concepto nuevo tenemos un equipo joven. El reto es que estos chicos crezcan como jugadores. Todo esto es un cóctel. Intento contagiar esta ilusión. Si los jugadores se contagian y son capaces de mejorar y ser válidos en un futuro esto acabará beneficiando al equipo, que jugará mejor. No sé si es un reto, pero es lo que quiero en mi interior. A veces se piensa que tras la ACB o la NBA no hay vida. Y no es así. Puedo sentirme realizado perfectamente en Huesca si lo que hago, lo hago con ilusión y dedicación. Es lo que intento.


“Tengo un gran recuerdo de la experiencia en la olimpiada de Pekin”


¿Qué opinión tiene sobre la actual Adecco Oro?
Tiene cosas buenas y no tan buenas. Creo que en los últimos años quizás ha perdido algo de rigor. Debería haber 18 o 16 equipos, que es lo ideal para que la liga sea competitiva. Pienso que este año las cosas no van bien, porque con la liga empezada se han cambiado las reglas y el calendario. Y esto no favorece. Si se quiere que sea una de las cinco mejores ligas de Europa hay que mejorar temas de organización, logística… Hay jugadores que ya prefieren no jugar por temas económicos, pero por otra parte hay muy buenos jugadores jóvenes. De los diez que tengo en Huesca, ocho o nueve tienen menos de 25 años. La liga les permite ahora jugar muchos minutos y crecer, tanto para jugadores españoles como extranjeros. Eso es muy interesante. Otro aspecto es que como en la mayoría de baloncestos, la influencia del video es muy grande. Me gustaría saber si es para construir o destruir. Tengo mis dudas. También pasa en la ACB y hasta a veces en equipos júniors o juveniles.


Currículum de Quim Costa:
Temporada
92/94 FC Barcelona (ACB), ayudante
94/96 Valvi Girona (ACB)
96/97 Sant Josep de Badalona (EBA)
97/98 FC Barcelona (júnior)
98/99 FC Barcelona (EBA)
99/01 FC Barcelona (ACB), ayudante
02/06 Huelva (LEB Oro)
07/08 Alicante (LEB Oro)
08/11 Unicaja (ACB) y selección absoluta (JJOO Pekín), ayudante
11/14 Huesca (Adecco Oro)

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es