DIRECCIÓN

Toni Ten: "La Adecco Plata es muy interesante para el jugador joven"

26/02/2014


Toni Ten forma parte de ese reducido y especial grupo en las Ligas Adecco en el que también están Jesús Sala, Natxo Lezkano o Andreu Casadevall. Técnicos que llevan una larga temporada en el mismo banquillo.


XAVI OLTRA

Una fidelidad por ambas partes, club y entrenador, algo inusual hoy en día. En el caso de este ondense de 33 años, ya son diez temporadas en la misma entidad (Amics Castelló), ocho de ellas dirigiendo al primer equipo (seis en la Liga EBA y dos en la Adecco Plata). Ello ha hecho que se haya convertido en un técnico bicentenario, con más de 200 partidos dirigiendo al equipo de su club ya de toda la vida.

La química y el temple de este joven entrenador castellonense con su vestuario ha sido siempre uno de sus principales argumentos. Amante del baloncesto ofensivo y de meter muchos puntos, la campaña pasada tocó techo jugando las semifinales del ‘playoff’ de ascenso a la Adecco Oro tras eliminar al potente CB Prat en un cruce histórico, que impulsó el crecimiento de la masa social del Amics. Este año, con un remozado grupo y con el apoyo en el banquillo del histórico base Frederic Castelló, Ten puede ser profeta en su tierra y llevar su proyecto y su club a cotas muy altas, inimaginables hace pocos años en el Ciutat de Castelló.


EL TALENTO POR ENCIMA DE TODO
“Queremos anotar y aprovechar el talento. Entrenamos a jugadores. Hay que crear y jugar. El ataque y anotar es la piedra angular de mi baloncesto. Queremos exprimir el talento, atacar y meter muchos puntos. No lo entiendo de otra manera. Hay que mirar esto como el espectáculo que es. Hay que ser alegres y divertidos y no especular para meter canasta”


LA ADECCO PLATA, AL SERVICIO DE LOS JÓVENES
“A nivel táctico para el entrenador la Plata está un par de pasos adelante respecto a EBA. Preparación de partidos, plan A, plan B, variantes… los jugadores saben leer mejor lo que atacan o defienden. La Plata la veo sobre todo interesantísima para el jugador joven. La tenemos que enfocar para que los más jóvenes jueguen minutos con exigencia”


EL ORGULLO DE CADA VERANO
“Hay el pasito final que es saber guiar, aglutinar y poner los seleccionadores para que jueguen, se unan y compitan esos 15 días. La FEB evidentemente su parte la hace muy bien aprovechando el trabajo y con el seguimiento y captación. Saber competir es muy importante en esos campeonatos. Todos deberíamos estar orgullosos de lo que pasa cada verano. Mantenernos cada año ahí arriba es muy difícil. El Bronce de Eslovenia por ejemplo tiene mucho mérito”


¿Quién le metió el baloncesto en la cabeza?
No tuve ninguna influencia familiar. Empecé por ser alto y por eso empecé a destacar. Y me gustó. Jugué en el colegio y luego hasta júnior, en el Onda. En esa edad me lesioné en el menisco y tuve que operarme. Al año siguiente ya de senior volví a tener otro problema con la rodilla y tras la segunda lesión ya lo dejé. Mi talento tampoco era demasiado alto. En Onda, donde sólo hay un club de baloncesto, siempre había déficit de entrenadores así que al año siguiente con sólo 19 años cogí el júnior dirigiendo a chicos de 16 y 17 años, algunos de ellos amigos míos. Esa ha sido mi tónica en mi corta carrera. Ahora, éste es el primer año que no entreno gente mayor que yo.


Y una vez en el banquillo, ¿cómo empieza a andar?
Ese primer año me apunté al curso de iniciación de la Federación valenciana. Fue muy bien porque a la vez tenía equipo y hacía el curso de nivel I. También cogía equipos de escuela, con niños… Empezaba a nacer ese gusanillo y esa forma de vida. Pasé dos años con el júnior y con la cantera. En mi tercer año como entrenador cogí el senior del Onda, en Autonómica, con sólo 22 años. Alternándolo siempre con minis.


¿Cómo pudo empezar a formarse como técnico en Onda?
Ahora la gente quizás lo tiene un poco más fácil. Por aquel entonces tenías que mirar las revistas Clínic, pedir algún libro prestado, buscar el apoyo del algún entrenador de allí… Fui bastante autodidacta. También fui a ver entrenamientos del Alcora, de Liga EBA, que entrenaba Esteban Albert. El segundo entrenador, Antonio Cano, era amigo mío. Hay que pensar que era un lugar sin mucha tradición de baloncesto. Yo empecé a ver baloncesto viendo correr a Magic Johnson. Se te queda grabado. Cuando tuve más conciencia, para mí empezó a ser el gran referente Aíto García Reneses. Para mí marcó una época y un estilo que perdurará, como creo que ahora pasará con el estilo de Pablo Laso. Me gustaba mucho ver aquel Barcelona.


¿Cómo fue su fichaje por el Castellón?
Recibí una llamada un poco tardía de Castellón y me propusieron ser delegado del LEB-2. Lo llevaba Pablo Laso, pero mi llegada coincidió con su marcha al Pamesa Valencia sustituyendo a Paco Olmos. Llegó entonces Miguel López Abril y me pidió que como era entrenador viniera todos los días para trabajar y estar a tope. Era lo que yo buscaba, no sólo ser delegado sino también aprender y estar a muerte. Fueron dos años sensacionales tanto a nivel profesional como personal. Conocí cómo funcionaba un equipo de baloncesto profesional, la categoría LEB-2, el trabajo diario, la preparación de partidos, etc. Lo combiné llevando además el equipo júnior.


¿Qué poso le dejo Miguel López Abril?
Miguel anteponía la decisión del jugador. Valoraba y exigía la toma de decisiones por parte del jugador. Desde el principio me gustó y lo sigo aplicando. La libertad desde la exigencia de tener una buena lectura. También trabajaba mucho la técnica individual. Lo sigo valorando y creo que debe seguir haciéndose. Querer construir, generar a partir del ataque. Teníamos muy pocos sistemas, dos o tres, situaciones claras y directas. Todo el mundo podía generar, tomar decisiones, tirar… Conectó mucho con mi yo joven y ha perdurado con el tiempo. La verdad es que me fue muy bien.


¿Cómo sucede su primer gran salto como técnico?
Descendimos y me ofrecieron el equipo. Tenía 25 años y me vino de sorpresa ya que yo no dejaba de ser un delegado, eso sí, que colaboraba y opinaba. Dudé, pero también sabía lo que quería. Acepté y cambié el chip porque esto para mí ya no era un ‘hobby’ sino una pasión. Y quería dedicarme a esto. Lo cogí y hasta hoy…


¿Cómo crece Toni Ten en su club de toda la vida?
Las realidades han ido cambiando, estructura de competiciones, etc. Nosotros siempre hemos tenido una trayectoria lineal, con mismos jugadores, creciendo poco a poco en el club, con poco dinero pero siempre estando ahí… Hemos mantenido una seguridad. Cada año hemos dado un pasito más, pero siempre seguro.


¿Por qué deciden dar el salto a la Adecco Plata hace dos temporadas?
Fuimos subcampeones en el grupo de Liga EBA ese año y hubo un intento de reestructuración. La verdad es que subimos en los despachos, pero era el momento oportuno. Antes, con la LEB Bronce o los dos grupos de LEB-2 el club no lo vio claro. Después de dos ‘playoffs’ en los últimos tres años era el momento tanto deportiva como económicamente. Seis años después el club siempre había querido estar en esta categoría.


¿Qué método ha utilizado estos años para dirigir a jugadores mayores que usted?
Voy con naturalidad, no me cuesta esfuerzo. Siempre he tenido muy buen rollo con todos los veteranos que he tenido: Jesús Prada, Toni Tortajada, José Lista o Frederic Castelló los dos últimos años. No es que me los haya ganado. He sido franco con ellos. Hay que ser auténtico. Nunca he tenido problemas con la edad y nunca he actuado ni me he volcado con la mala leche para parecer más mayor. Creo que los vestuarios me han funcionado bien y he guardado una buena relación con los jugadores que he tenido.



A mí me ha ayudado muchísimo. Mi perfil era ideal para esa competición. Es un paso no prohibitivo para entrar como técnico. Con un bagaje corto se puede entrenar. A nivel de entrenador es una buena categoría para formarte, experimentar, utilizar recursos… En otros proyectos o categorías hay más presión, problemas, etc. Hace años Santa Pola, Molina o Archena por ejemplo eran más exigentes. Ahora creo que se trabaja más con gente de la casa y hay menos problemas.


¿Y de la Adecco Plata?
Exige bastantes grados más. El nivel de trabajo tiene que ser prácticamente profesional. Si no tienes dedicación diaria no sacas el cien por cien de rendimiento de la plantilla. A nivel táctico para el entrenador está un par de pasos adelante respecto a EBA. Preparación de partidos, plan A, plan B, variantes… los jugadores saben leer mejor lo que atacan o defienden. La Plata la veo sobre todo interesantísima para el jugador joven. La tenemos que enfocar para que los más jóvenes jueguen minutos con exigencia.


¿Cuál es su baloncesto?, ¿qué espera de sus equipos?
Hay una clave principal para mí, por ejemplo este año. Somos los que más tiramos. Es una seña de identidad y quiero que sea una marca de mi baloncesto. Los porcentajes no son tan buenos como querría quizás porque nos falta talento o por el motivo que sea, pero son muchos tiros y buenos. Queremos anotar y aprovechar el talento. Entrenamos a jugadores. Hay que crear y jugar. El ataque y anotar es la piedra angular de mi baloncesto. Obviamente entiendo la defensa como esfuerzo máximo, rebotear, ser agresivo porque te otorga más posesiones… Este año es un buen año para demostrar este baloncesto de ataque. El único equipo que está por encima de los 80 puntos es Palma. Nosotros estamos en 73. Hay que intentar y conseguir anotar más. Queremos exprimir el talento, atacar y meter muchos puntos. No lo entiendo de otra manera. Hay que mirar esto como el espectáculo que es. En los años 80 se seguía más el baloncesto quizás porque el Barcelona y el Madrid metían 100 puntos por partido. Ahora la media de la ACB está en alrededor de 75. Hay que ser alegres y divertidos y no especular para meter canasta.


¿Qué objetivos se plantea Amics Castelló esta temporada?
No quiero eliminar responsabilidades. Tenemos equipo para ganar todos los partidos, pero si no lo hacemos no es un fracaso. Hay que tener exigencia. La liga está muy igualada. Creo que somos seis o siete equipos que podemos ganar a cualquiera. Va a ser complicado. Me gustaría no ponernos techo. No vamos a hipotecar nuestros objetivos hablando de ‘playoffs’ o subir. Lo importante es trabajar sin techo. Ese es el camino y a ver dónde nos deja la clasificación. Me gustaría repetir la semifinal del año pasado y ganar algún partido en casa. Sería un pasito más respecto al año pasado. Por lo que a mí respecta, a nivel personal me gustaría crecer, avanzar y conocer lo que es una final.


¿Hasta dónde quiere llegar en su carrera como entrenador?
Hace un año te habría dicho que entrenar es una aventura muy bonita pero que regresaría a Onda con mi familia a entrenar algún equipo de cantera. Pero ahora veo lo que quiero. Y quiero dedicarme a esto, a entrenar al más alto nivel posible. Hay que quererlo y trabajarlo.


¿Qué valoración hace de los éxitos cosechados por las selecciones los últimos años?
La valoración tiene que ser positiva. Hablamos del líder en el ranking en masculino y femenino y de ser los mejores, también en la absoluta. Tiene un mérito compartido. Por una parte las federaciones autonómicas, por otra los clubs… Aquí hacemos tecnificación incluso ya en mini. Luego hay el pasito final que es saber guiar, aglutinar y poner los seleccionadores para que jueguen, se unan y compitan esos 15 días. La FEB evidentemente su parte la hace muy bien aprovechando el trabajo y con el seguimiento y captación. Saber competir es muy importante en esos campeonatos. Todos deberíamos estar orgullosos de lo que pasa cada verano. Mantenernos cada año ahí arriba es muy difícil. El Bronce de Eslovenia por ejemplo tiene mucho mérito. A veces te sale y a veces no.


Juan Antonio Orenga es castellonense… ¿un orgullo para el club y la ciudad?
Orenga tiene una muy buena relación con nuestro club y tiene amistad con el presidente. Tiene mucha cordialidad con nosotros y es un buen tío. El otro día dio una charla aquí. Es una alegría y un orgullo tener un castellonense ahí. Los entrenadores valencianos no solemos estar muy a la vista.


Currículum de Toni Ten:
04/06 Onda (Primera Autonómica)
06/12 Castelló (EBA)
12/14 Amics Castelló (Adecco Plata)

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es