ENTRENAMIENTO

¿Todavía no has visto el vídeo de la Selección Femenina editado por Álvaro Paricio?

05/10/2014


La Selección Española Femenina dio muestras durante todo el Mundial de que se puede convertir el estado de ánimo en una de las herramientas fundamentales para alcanzar el mejor rendimiento. Hace muchos años que desde FEB y a través de sus Equipos Técnicos se fomenta ese aspecto psicológico entre todas sus selecciones.




La alegría como herramienta

Miguel Panadés

Exclamaba Diego Martínez, comentarista de Teledeporte en la semifinal contra Turquía: “¡Buenas noticias!, España sonríe y cuando España está alegre, juega mejor”. Esta observación tiene un importante matiz en que la alegría vaya por delante del rendimiento y no al revés. Nuestra selección femenina, entre la infinidad de virtudes tácticas, técnicas o físicas que no nos cansaremos de resaltar, tiene la de convertir la alegría en herramienta para obtener un mejor beneficio en el conjunto.


Según algunos estudios del funcionamiento de nuestro cerebro se afirma que éste va por detrás de los gestos y que por lo tanto la expresión corporal puede llegar incluso a engañarlo. Que la alegría puede provocarse con premeditación a través de una sonrisa, de un abrazo, de una palabra, de una actitud. Se habla también de las “neuronas espejo” y la capacidad de ciertas personas para generar bienestar al prójimo y que ese estado de ánimo vaya contagiándose entre el resto. La Selección Española Femenina lleva esas teorías motivacionales a la excelencia desde el conocimiento de todos y cada uno de sus integrantes de la importancia del estado ánimo para mostrar las capacidades reales de las deportistas. Unas por experiencia en la pista, otros por conocimiento de lo que necesitan las jugadoras, todos convierten los partidos, desde la previa y hasta el final, en un tratado de psicología deportiva digno de tener muy en cuenta por el resto de entrenadores, jugadores y jugadoras.

España ha encontrado el equilibrio en las formas y en el fondo desde una clarísima definición de roles, desde una hoja de ruta táctica exquisita por la simplificación y la eficiencia, desde una armonía en la pista y en el banquillo en la que nadie transmite un solo gesto de tensión negativa. Palabras siempre adecuadas, cruces de miradas cómplices, guiños, sonrisas de confianza fluyen desde el banquillo hacia las jugadoras como refuerzos a las ya de por si innumerables virtudes individuales de cada una de las protagonistas. Frente a Turquía se desafió al ambiente desde el verbo retar, desde el convencimiento en que el talento en la pista tendría mucho más peso que la grada. Y mientras la batalla estaba reñida los ojos de las jugadoras y técnicos continuaban delatando alegría, disfrute por un momento único, histórico, inolvidable. Y la alegría se convertía en confianza, y la confianza en valentía y esa valentía en un rendimiento que aumentaba progresivamente hasta alcanzar el éxito. Nuevamente, gracias.


En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es