TÁCTICA

MATEO RUBIO: Cuando el balón manda

09/09/2011


Desde Red de Experiecias abordamos diferentes debates en los que te invitamos a paricipar. En esta sección opinan entrenadores de élite y de formación, entrenadores conocidos y otros pertenecientes al "baloncesto invisible". Todas las aportaciones enriquecerán nuestros conocimientos. Esperamos tu opinión en entrenadores@feb.es


Mateo Rubio, entrenador joven pero con dilatada experiencia en las competiciones Adecco nos regala un interesantísimo anàlisis del Eurobasket como aportación al debate iniciado en la Red de Experiencias

Acciones Individuales

En partidos o competiciones igualadas se puede ver cada vez más un tipo de acciones que antes parecían reservadas a momentos finales de partido, de cuarto o de posesión.
Me refiero a situaciones en las que buscamos a un jugador en concreto para que resuelva a través de acciones individuales.
En este Eurobasket está sucediendo. No sólo es España quien fomenta estas situaciones pero seguro que es uno de los equipos que cuenta con un mayor número de jugadores capaces de asumir estas situaciones y, además, de disfrutarlas.


¿Por qué está sucediendo?

Que este tipo de situaciones individuales sucedan puede restar algo de fluidez al juego a media pista pero la selección está logrando que pase lo menos posible gracias al talento.
Y seguramente esta palabra responde a la pregunta, el TALENTO. Si tienes tanto talento individual en tu plantilla por qué no sacarle todo el jugo que puedas.
Esto te permite tener el control, ser incisivo contra algún rival en concreto, “meter en partido” a alguno de los tuyos o simplemete generar confianza.


La táctica al servicio del talento

Para no extenderme mucho y ya que el título es claramente indicativo matizaré tres puntos:

- Momentos calientes: Antes, Durante y Tras

¿Momentos calientes en patidos de un eurobasket? Bufff... casi todos.
Y muchos de ellos España los controla aprovechando el talento individual de sus jugadores. Pero siempre controlando lo que pasa antes, durante y tras la acción importante.
Por ejemplo, balón al poste medio para Gasol:
Antes se ha puesto el balón dentro con comodidad, sin forzarlo, a veces desde situaciones tácticas habituales, otras de engaño bien diseñadas desde el banquillo y otras simplemente pasándola desde la posición de base con pasmosa naturalidad (dónde quedó aquello de ciertos ángulos de pase...)
Durante, el resto de jugadores trabajan para eliminar o dificultar ayudas buscando líneas de pase, cortando, bloqueando, es decir, hablando sin balón, diciéndole a su par que está jugando y que puede ser peligroso. Dando así espacio al balón.
Tras, y esto es lo que más me gusta, rebote ofensivo a gran intensidad (no llevo estadística de palmeos pero ya van varios) incluso rebotes de los pequeños. Cosa que ha evitado ayudas y que impide contraataque.
Este es un ejemplo pero también serviría el juego de indirectos (clínic de Navarro cada vez) para otro jugador en concreto o el de directos y aclarados.

- Talento físico

Qué bien están jugando entre pívots tras el pick and roll. Mejor que nunca.
Qué rápidos los pequeños tomando el bloqueo y soltando el pase. Qué explosivos los grandes, “toca y vete”.
Sin duda tener esa envergadura de brazos facilita algunos pases al jugar muy lejos de las segundas ayudas teóricamente de pequeños.

Pero se necesita velocidad, de cabeza.
Tàctica, de pizarra.
Y costumbre, de entrenamientos.

- Y ahora aparezco yo

Y desde luego ese “yo” no soy yo, el que escribe, si no el jugador que siente que llega su momento y que con gran mentalidad está preparado para ello. San Emeterio el otro día, Serge que lo hará a lo grande (si es que no lo está haciendo ya) o cualquier otro que aunque en este nuevo tipo de guión que prima el talento individual a veces por encima del juego colectivo no tenga su momento escrito en negrita, sabe que se confía en él, siente que puede arriesgar y ha visto como tácticamente se les dan muchas opciones para que den rienda suelta a su calidad. Otro ejemplo claro sería un juego entre pívots donde la opción de tirar de tres ya ha sido tomada por Pau o Marc en más de una ocasión.
Eso es dar confianza.

Estamos ante un tipo de juego donde el balón manda porque el que lo tiene en las manos sabe cómo tratarlo.

Pero esto no es todo, Scariolo sabe que habrá que picar mucha piedra en lo que queda de camino. Y ahí estará el tema.

La base es el talento, que la clave sea el esfuerzo.

En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es