SELECCIONES

Competir a la carrera

25/05/2012


La Selección U17 será la más madrugadora abriendo la participación internacional de la 'Armada española' con la disputa del Mundobasket de la categoría en Lituania. Una cita que se celebra del 29 de junio al 8 de Julio y donde España será dirigida por un entrenador con vitola ofensiva como Alejandro Martínez, campeón de la adecco Oro con el Iberostar Canarias, donde ha logrado unas medias de anotación que han roto tendencias en el Baloncesto Europeo.


=> Reportaje completo


KIKO MARTÍN

“Subir al podio siempre es el anhelo de nuestras selecciones pero el objetivo real es competir. Formar a nuestros jugadores e incordiar a los rivales que se preocupan cuando ven a España en su grupo” son palabras de José Luis Sáez. El máximo responsable del Baloncesto Español que se dirigía así a los técnicos de las Selecciones Nacionales presentes en Madrid al mismo tiempo que se oficializaba la responsabilidad de dirigir a la Selección U17 para Alejandro Martínez.

El reto es importante porque en el Mundial, selecciones como Argentina, Canadá, Corea, Croacia o la anfitriona, Lituania, pondrán a prueba la evolución competitiva de una generación que la temporada pasada ya dio una lección en este sentido conquistando de forma brillante la medalla de Bronce en el Eurobasket Cadete.

PALMI: “NO VALEN LAS RECETAS MAGICAS”
Para el Director deportivo, Ángel Palmi, el debut veraniego supone “un nuevo reto. Llevamos años haciendo cambios a marchas forzadas para adecuarnos a la exigencia de cada campeonato. Cada torneo es un reto donde no valen las recetas mágicas. Hay que saber leer la situación a la que nos enfrentamos y aportar soluciones para que el equipo crezca. En esa línea de trabajo estará el secreto del éxito de este grupo en una competición tan exigente como un Mundial”


EL FACTOR DIFERENCIAL DEL JUGADOR ESPAÑOL
Esa exigencia hace que los Mundiales sean los campeonatos más complicados de afrontar en numerosas ocasiones por la dificultad de conocer a rivales y baloncestos lejanos. Aunque en las jornadas técnicas celebradas en Madrid se escuchó que “en estos campeonatos ayudantes de otras selecciones han venido a preguntarnos como juegan sus equipos rivales, porque somos un referente en scouting” sin duda supone un reto afrontar la disputa de ocho partidos en apenas once días y más aún con menos tiempo de preparación de lo habitual por la necesidad de los internacionales españoles de concluir sus exámenes finales antes de concentrarse.

Pero precisamente “los jugadores españoles llegan muy preparados a sus citas con las selecciones y con un nivel de compromiso e implicación, incluso mayores que en otros países, por eso es más fácil alcanzar un alto nivel competitivo en menos tiempo” comenta el Seleccionador nacional Sergio Scariolo y él conoce a la perfección la realidad de diferentes baloncestos gracias a su experiencia entrenando en países como Rusia o Italia. Será el reto de esta generación. Llegar a la carrera y no perder ritmo para desarrollar las tradicionales armas del Baloncesto Español. Una defensa dinámica que provoque el error del contrario para jugar ataques rápidos y sencillos que les den puntos fáciles. Un sistema que parece adecuarse a la perfección al ADN de su entrenador Alejandro Martínez.





En cumplimiento de la Directiva 2009/136/EC se informa que el presente sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la presentación de los servicios adecuados a sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. En caso de que deshabilite el uso de cookies en este sitio web, no podrá acceder a todos los apartados del mismo. Si continua utilizando el sitio web sin deshabilitar el uso de cookies, entendemos que presta su consentimiento para el uso de las cookies utilizadas y definidas en este sitio web. Para deshabilitar el uso de cookies en esta página y/o obtener información completa del tipo y finalidades de las cookies utilizadas consulte el siguiente Aviso legal
Desarrollo: (c) Federación Española de Baloncesto, 2007-2009
Contacto: clubdelentrenador@feb.es